_
_
_
_

Muras pide batidas contra los lobos

El Ayuntamiento pleiteará para que la Administración le compense por ser Red Natura

El ayuntamiento lucense de Muras pleiteará ante la Justicia para conseguir que las administraciones implicadas en la delimitación de espacios de Red Natura paguen por las propiedades afectadas y evitar así lo que el alcalde, Issam Alnagm Azzam (PP), considera "una fiscalización de la tierra", en la que abundan lobos y alimañas que ocasionan "daños irreversibles" en la cabaña ganadera.

"Hace poco vimos a una loba con tres lobeznos aquí, junto a las casas"

El alcalde afirma que en el municipio, enclavado en la comarca de A Terra Chá, desde hace siete meses los ataques de lobos son "tremendos". El alcalde vincula los ataques de las alimañas al hecho de que el 40% de los casi 164 kilómetros cuadrados del término municipal son zonas de Especial Protección y Conservación al formar parte de la Red Natura. "Los ganaderos están desquiciados por los ataques. Te encuentras el lobo en tu propiedad y no sabes qué hacer. Es que con la normativa que hay casi tengo que dejarlo que me coma a mí", asegura.

Algunos vecinos ratifican lo afirmado por su alcalde. "Se llegaron a ver tres o cuatro

juntos, y hace poco vimos a una loba con tres lobeznos aquí, junto a las casas, cuando antes nunca había pasado nada igual", explica un ganadero que reclama "batidas autorizadas". El alcalde también echa de menos las batidas. "Desde hace tres años no autorizaron ninguna", recuerda.Por eso la corporación municipal adoptó el acuerdo de acudir a la justicia, aunque, de momento, el alcalde no sabe contra quién reclamar: "No tengo ni idea de a quién corresponde echar a los lobos. Vivimos de esto y resulta que no podemos explotar nuestra tierra".

Antes de aprobar el recurso a la Justicia, recogieron 1.000 firmas, casi tantas como vecinos, y las hicieron llegar al presidente de la Xunta, al vicepresidente y al conselleiro de Medio Ambiente, pero "no las contestó nadie". "Ante tal actitud de prepotencia y desprecio no nos queda más remedio que ir al juzgado", razonó el alcalde. "Si quieren limitar los usos de la tierra, que nos la compren. Son libres de legislar, pero no a costa del campesino", insiste Alnagm Azzam.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los vecinos de Muras tampoco admiten la acusación que hizo pública la Asociación para la Conservación y el Estudio del Lobo y que tramitó a modo de denuncia ante Medio Ambiente para dar cuenta de la muerte furtiva de unos 20 lobos en los montes que rodean el municipio.

"No me consta ninguna batida ilegal, pero sí sería bueno que las autorizaran en condiciones", comenta otro ganadero. "Cada vez hay más lobos y nuestros caballos van a menos. Sólo se libran las reses que están súper protegidas", asegura.

Desde la Delegación Provincial de Medio Ambiente reconocen que son conocedores de los ataques "a través de llamadas de teléfono" de los afectados. Tras 15 esperas nocturnas en distintos puntos del municipio, se constató que en algunos casos sí eran los lobos, si bien se advierte en un informe que con el inicio de la temporada de caza éstos "se fueron dispersando".

Hasta el pasado 30 de septiembre se registraron 13 denuncias por daños, con nueve reses de ganado vacuno atacadas, dos ovejas y tres caballos. La indemnización total a los propietarios ascendió a 1.439 euros.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_