LA CALLE / En la 'web'
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Pepita Texidor

Las ciudades tienen sus historiadores, pero cada uno de sus rincones es un espacio donde se adhieren las emociones de los paseantes, de sus vecinos, que no acostumbran a documentarse. Pero hay sitios, en Internet, donde eso es posible. Barcelona píxel a píxel y Bdebarna.net son dos de estos espacios.

- Pepita Texidor. De Bdebarna se habló en el reciente seminario de periodismo digital de Vilanova i la Geltrú. En esta web, los vecinos de la ciudad documentan su microhistoria. Además de las previsibles quejas urbanas, colocan fotos, sitúan en Googlemaps lugares aniquilados, bellos, misteriosos. A veces, una pregunta desata la ayuda de otros que tienen alguna pista. Un ejemplo casi poético: un internauta cuelga la foto de una escultura del parque de la Ciutadella y explica que Manuel Fuxá hizo este busto, de la señorita Pepita Texidor, y el Ayuntamiento lo puso encima de una columnita. "Bajo el busto hay un rótulo casi borrado, tan borrado como su memoria". ¿Quién era Pepita Texidor? Gracias a 22 comentarios, entre ellos de la familia Texidor, se reconstruye la biografía de la dama, "una reconocida pintora de flores". Toda su familia estuvo dedicada al arte de la pintura y fundaron la primera tienda de Bellas Artes de Barcelona, la Casa Texidor en la ronda de Sant Pere, 16, un monumento modernista que hoy es una óptica.

- Maryland. Barcelona píxel a píxel propone fotos, sin pie, de la ciudad para que los internautas identifiquen el lugar. Su autor ha presentado una serie sobre cines desaparecidos. Muestra la foto actual, en la que no hay nada que delate que ahí hubo un cine, y los internautas han de recordar cuál era. En algunos casos, quien descifra el enigma lo acompaña de sus recuerdos en aquella sala. Una de las incógnitas propuestas es el cine que hubo en la plaza de Urquinaona. Se trata del Maryland. Añadamos un dato para esa historia pequeñita y sentimental: terminó sus días como una sala porno de tres al cuarto, pero abrió como un espacio confesional para estrenar cine de inspiración católica. No por casualidad lo bautizaron Tierra de María (Maryland).

Por cierto, la web Barcelona Photobloggers es la encargada de organizar el año que viene en la ciudad el encuentro anual de los fotoblogueros europeos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS