Reportaje:

Del porro recreativo al porro cotidiano

Crece el consumo diario de hachís en la UE

Hasta tres millones de europeos fuman cannabis diariamente. Porcentualmente no es demasiado (el 1% de la población), pero marca una tendencia que preocupa a las autoridades sanitarias de la UE. Esta concentración del consumo contrasta con un cierto estancamiento en el uso del cannabis cuando se miran las cifras totales. Según el último informe del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT), "su consumo se estabiliza y existen indicios de que su popularidad se reduce entre los jóvenes". En total, unos 70 millones de personas lo han probado, y en torno al 7% (23 millones) lo han consumido en el último año.

Esta tendencia deberá confirmarse en estudios futuros. El observatorio admite que hay insuficientes datos, y señala que sólo España ha transmitido al OEDT información sobre "consumo durante los últimos 30 días", práctica que se ha triplicado entre 1997 y 2006, al pasar del 0,7% al 2% de la población.

La proporción de consumidores de cocaína ha crecido un 45% en un año
Más información
Informe completo de la UE sobre consumo de drogas
España, a la cabeza del ranking europeo en cuanto a consumo de cocaína

Pese a ello, recoge que más de 23 millones de europeos tomaron cannabis durante el último año, alrededor del 7% de la población entre los 15 y 64 años. España, con el 11,2%, queda a la cabeza, sobre todo entre los jóvenes: una de cada cinco personas entre 15 y 34 años lo ha consumido, más que en ningún otro país de la Unión.

En las cifras del observatorio europeo sobre drogas España es medalla de oro. Es el país donde más cocaína se consume, y donde más hachís o marihuana se fuma. Dos sustancias que precisamente tienen en la Península Ibérica su mayor puerta de entrada en la UE, aunque también sea donde más se aprehende. Ambos factores son, para la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, lógicos, "pura cuestión geográfica".

Sobre el alto consumo de drogas en España, Moya señaló que "los datos son antiguos; no recoge las últimas encuestas". También destacó que los datos muestran un cierto estancamiento -lo que refleja el trabajo de la UE-, y que España es, junto a Holanda, el país que "mejor queda" en los apartados sobre medidas de prevención y de tratamiento.

Lo que crece imparable es el consumo de cocaína. El último año la probaron 4,5 millones de europeos, un 45% más que el año anterior. Tampoco las muertes por sobredosis bajan, y siguen entre 7.000 y 8.000.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS