Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El calentamiento durará siglos"

La cumbre de Valencia concluye que el cambio climático es inevitable y se acelera

"El calentamiento del clima es inequívoco, y ya es evidente por el aumento de la temperatura media global del aire y los océanos, la amplia fusión del hielo y la nieve y el aumento global del nivel del mar". Así comienza el informe final del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), que anoche seguían debatiendo en Valencia los delegados de 130 países.

"El calentamiento del clima es inequívoco, y ya es evidente por el aumento de la temperatura media global del aire y los océanos, la amplia fusión del hielo y la nieve y el aumento global del nivel del mar". Así comienza el informe final del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), que anoche seguían debatiendo en Valencia los delegados de 130 países. EL PAÍS tuvo acceso al texto aprobado provisionalmente en la reunión a puerta cerrada y bajo estrictas exigencias de confidencialidad. El documento destaca que hay impactos, como el aumento del nivel del mar, que "ya son inevitables" y que "durarán siglos".

El texto no ha sido edulcorado durante la negociación y los países más duros, Estados Unidos, Arabia Saudí o India, han asumido que el cambio climático es obra del hombre.

El informe de síntesis es relevante porque durante años será la guía a la que acudirá cualquier político, investigador o empresario. No es el estudio más avanzado ni el más osado, pero es el consenso científico del momento y servirá de base para la cumbre de Bali que se celebra en tres semanas y en la que los países comenzarán a preparar un tratado que supla al de Kioto.

Las discusiones iban retrasadas hasta que el jueves por la noche, el presidente del IPCC, el indio Rajendra Pachauri, puso orden y la negociación se desatascó. A las 07.30 de ayer, tras toda la noche negociando, los delegados pactaron el informe resumen para los políticos y anoche seguían con el documento ampliado. Pachauri ha tenido roces especialmente con la delegación india, pero en general el clima del encuentro fue relajado, técnico pero no enconado. Brasil y Bélgica han sido de las delegaciones más activas. La española ha propiciado acuerdos cuando algún punto encallaba.

MÁS CALOR La temperatura más alta en 1.300 años

El texto aprobado provisionalmente ayer (a falta sólo del acto formal de hoy) afirma: "11 de los últimos 12 años (1995-2006) están entre los 12 más cálidos en los registros instrumentales de la superficie terrestre (desde 1850)" y el ritmo actual de calentamiento -0,13 grados cada década- es mayor que el que el IPCC calculó en 2001. La temperatura ha subido más en el hemisferio norte y especialmente en el Ártico "que se ha calentado a una velocidad que dobla la del resto del planeta".

El aumento ha sido tan fuerte que "las observaciones desde 1961 muestran que la temperatura en el océano ha aumentado a profundidades de al menos 3.000 metros y el océano ha estado absorbiendo más del 80% del calor añadido en el sistema climático". La subida en el mar ha sido muy pequeña, pero calentar el océano requiere una cantidad inmensa de energía. Al calentarse, el mar aumenta de volumen y su nivel sube 3,1 milímetros al año de media desde 1993.

El texto insiste en que el hielo ártico en verano se ha reducido un 7,4% cada década desde que en 1978 comenzaron los registros por satélite. Éste es uno de los datos del IPCC que nacen antiguos, ya que salen del Instituto Nacional de Investigación del Hielo de EE UU, que el 1 de octubre pasado elevó el descenso al 10% cada década.

Esta previsión no entra en el texto, pero en general el informe revela que el calentamiento es cada vez más rápido y desde luego mayor que el que el IPCC calculó en 2001.

La subida medida de temperatura puede parecer menor, pero el IPCC afirma que la temperatura media de la última mitad del siglo XX fue probablemente la mayor de ningún periodo de 50 años seguidos desde el descubrimiento de América, hace 500 años, "y probablemente la más alta en al menos los últimos 1.300 años".

Animales y plantas ya están respondiendo a este calentamiento. Las aves migran y los árboles cambian de altitud. Los científicos han revisado 29.000 series sobre estos parámetros y más del 89% iban en la dirección previsible por el calentamiento.

MÁS GASES La mano del hombre

"Las emisiones de gases de efecto invernadero han crecido un 70% entre 1970 y 2004". Estos gases (el 80% es CO2) son los que hacen que la vida sea posible. Se acumulan en la atmósfera y retienen parte del calor que emite la Tierra que sin ellos sería demasiado fría. Pero desde que en 1750 la humanidad comenzó a quemar carbón y petróleo a mansalva la concentración se ha disparado. La manta que mantenía a templada a la humanidad amenaza con asfixiarla. "La concentración atmosférica de CO2 en 2005 excede de lejos el rango natural de los últimos 650.000 años", sostiene el IPCC.

El informe atribuye el calentamiento directamente a la acción humana y cierra el paso a los escépticos. "La mayor parte del aumento de la temperatura observada globalmente en la segunda mitad del siglo XX es muy probablemente debida al aumento observado de la concentración de gases de efecto invernadero de origen humano. Es probable que ha habido un calentamiento antropogénico en los últimos 50 años en todos los continentes salvo en la Antártica".

EL FUTURO "Durante siglos"

El informe da por hecho que las emisiones de gases de efecto invernadero "seguirán creciendo durante décadas" y que causarán un cambio en el clima "mayor que el observado en el siglo XX". Los científicos prevén una subida de entre 1 y 6,4 grados para el siglo XXI, en función de la senda que tome la humanidad: si opta por seguir quemando carbón o se limita la población... Sin embargo, el calentamiento más probable se sitúa entre 2 y 4,5 grados.

Además, afirma que "el aumento del nivel del mar por el calentamiento es inevitable. La expansión térmica continuará durante muchos siglos después de que se estabilice la concentración de gases de efecto invernadero, para cualquier nivel de estabilización, causando una subida mucho mayor de la proyectada para el siglo XXI (entre 18 y 59 centímetros). La eventual contribución del deshielo de Groenlandia podría ser de varios metros y mayor que la expansión térmica si el clima se mantiene entre 1,9 y 4,6 grados por encima de los niveles preindustriales durante varios siglos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2007