Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La escuela será obligatoria en Cataluña desde los tres años

"Lo que servía hace 20 años ya no sirve", dice el consejero de Educación

La Generalitat de Cataluña quiere que todos los niños estén escolarizados de forma obligatoria a partir de los tres años, en lugar de los seis años actuales. El consejero de Educación, Ernest Maragall, aseguró ayer que esta exigencia figurará en la primera ley catalana de educación que prepara su departamento y que empezará a debatir con los partidos políticos, organizaciones de padres y sindicatos la semana próxima.

La medida convertirá en obligatorio algo que en Cataluña y en el resto de España ya se produce de facto porque la inmensa mayoría de los niños de tres a seis años ya están escolarizados. Pero la Generalitat quiere asegurarlo ahora por ley para "garantizar la igualdad de oportunidades para todos, los de siempre y los que han llegado", dijo el consejero.

Casi universalizada

La Ley Orgánica de Educación (LOE) aprobada el año pasado por el Congreso mantiene la escolarización a partir de los seis años. El Ministerio de Educación, preguntado ayer por si la propuesta catalana podría entrar en contradicción con la norma estatal, declinó manifestarse hasta no ver la propuesta por escrito. "Haremos llegar nuestra posición al Gobierno central, aunque nosotros haremos nuestra propia norma", destacó el consejero de Educación.

La escolarización voluntaria de niños de tres a cinco años -especialmente de los de tres- ha dado un salto. En la década de los ochenta estaba por debajo del 20%. Los últimos datos disponibles indican que el 98% de los alumnos de tres a cinco años ya están escolarizados.

Entre los objetivos que se pretenden alcanzar está mejorar el porcentaje de alumnos que acaban la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Ahora casi el 30% de los estudiantes catalanes no completan la ESO, lo que se conoce como fracaso escolar. El porcentaje es similar a la media española. La media europea de estudiantes que acaban la ESO ronda el 80%. El objetivo es rebajar el fracaso escolar al 15% dentro de tres años. "Es inaceptable" tener tasas de fracaso tan altas, dijo Maragall. "Si estos resultados eran aceptables hace 20 años ahora ya no lo son", señaló el consejero.

La Generalitat recogerá en la futura ley las competencias que le otorga el nuevo Estatuto de autonomía y el Pacto Nacional por la Educación firmado el año pasado entre el Ejecutivo catalán, los sindicatos y las asociaciones de padres.

El Gobierno catalán quiere aprobar la ley por amplio consenso. "No es una ley del Gobierno ni de un partido, sino de país", destacó el consejero. CiU, el primer grupo de la oposición, expresó ayer su voluntad de consenso, pero avisó de que debe ver cómo queda "el desarrollo de las competencias que el Estatuto otorga a la Generalitat y el modelo de interés público", según la diputada Irene Rigau.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2007