Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigada una ONG catalana por maltratar a niños en Etiopía

El juez Grande-Marlaska tramita la querella presentada por dos cooperantes

Otra ONG bajo sospecha y también relacionada con la infancia. La Audiencia Nacional ha admitido a trámite la querella presentada por dos cooperantes de la ONG de Barcelona Global Infantil en la que acusan a su fundador y presidente, Gil Lossada, de infligir severos malos tratos a los niños que dice proteger. Lossada reside actualmente en la capital etíope de Addis Abeba, donde Global Infantil ha construido un centro que ya acoge a 150 niños, según explicó ayer él mismo a EL PAÍS.

La denuncia afirma que los niños son golpeados con una vara en la espalda

El Ministerio de Exteriores y el fiscal dieron credibilidad a la denuncia

Son niños de la calle, sin familia y en muchos casos enfermos, que llegan al centro de diversas maneras. "Hoy mismo [POR AYER]la policía nos ha traído dos", dijo Lossada. Sus edades oscilan entre unos meses y los 17 años y en el centro reciben atención sanitaria y educación.

La querella que ha sido admitida a trámite por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, relata que Lossada inflige malos tratos físicos a los menores del centro, que se concretan en castigos "muy severos y fuera de lo normal". Como tirones de orejas, obligar a los niños a permanecer de rodillas durante horas, golpearlos en la espalda con varas u obligarles a cargas enormes bloques de piedra.

También se relata que Lossada pudo provocar la muerte de un niño enfermo de sida el pasado 27 de julio al no permitir que se le administrasen los medicamentos que había prescrito un pediatra de Madrid que colaboraba con el centro.

La querella ha sido presentada por los cooperantes de Global Infantil Tomàs Jover y Petra García, quienes viajaron a Addis Abeba el pasado mes de julio. Quedaron sorprendidos con el relato que oyeron de los niños y del personal que colabora con ese centro, quienes les explicaron que otros cuatro niños más podrían haber fallecido a causa de la desatención. También relataron que Lossada forzaba a las niñas para que mantuvieran relaciones sexuales con él.

A su regreso, los cooperantes denunciaron los hechos por dos vías: ante la fiscalía de Barcelona y ante la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, y que es un organismo que realizó dos aportaciones económicas para construir ese y otro centro, con capacidad para 300 y 500 niños, respectivamente. Una de las aportaciones fue de 120.000 euros y se abonó el pasado mes de febrero y otra, de 21.000 euros, en el año 2005.

La fiscalía de Barcelona consideró que la denuncia de los cooperantes tenía visos de verosimilitud y remitió el caso a la Audiencia Nacional. También la AECI advirtió a la fiscalía de posibles irregularidades. La AECI, además, se puso en contacto con el embajador español en Addis Abeba "para que realizase un seguimiento de la situación e informasen al Gobierno etíope de las denuncias". Del mismo modo, la AECI ha abierto un expediente a la ONG y ha solicitado la sustitución de Gil Lossada. [POR AYER]"Quienes pretendían parar el proyecto y perjudicar a los niños se han equivocado y, lo peor, continúan equivocándose[/POR AYER]", dice la web oficial de la ONG para referirse a las explicaciones solicitadas por la AECI.

Lossada se define a sí mismo como un "pintor y humanista" que "estuvo a punto de ser fusilado" en Srebrenica "por defender la tolerancia", dice en la web. Global Infantil tiene su sede en el número 62 de la calle Aribau, en pleno centro de Barcelona. La web afirma que se creó a principio de la década de 1980, pero Josep Vallès, uno de sus cooperantes más veteranos, asegura que fue en el año 2000. Actualmente tiene unos 300 padrinos, que abonan una cuota anual de 120 euros, y unos 150 socios, que pagan al año 40 euros. Global Infantil no forma parte de la Coordinadora Española de ONG para el Desarrollo.

Al margen de las aportaciones de los socios, Global Infantil ha recibido también ayudas de diversas instituciones, como el ayuntamiento barcelonés de Granollers (12.000 euros) o la Roca del Vallès, del Consejo Comarcal del Vallès Oriental o del Instituto Catalán de la Salud, dependiente del Departamento de Sanidad de la Generalitat de Catalunya. También de la Fundación Caixa de Sabadell o la Universidad de Alicante.

El centro de Addis Abeba es el único proyecto de cooperación internacional que realiza la ONG. Allí reside de forma permanente Lossada y tiene contratada una veintena de empleados etíopes que se encargan de lavar y cuidar a los niños. Existe, además, un núcleo de cinco personas de máxima confianza de Lossada que pasan largas estancias en el centro, pero que van y vienen a España.

"Yo no sé nada"

"A mí nadie me ha dicho nada oficialmente de la querella. Ni el ministerio de Asuntos Exteriores, ni la Justicia, ni el Gobierno de Etiopía. Y mientras eso no suceda no nos damos por enterados". Gil Lossada, fundador y presidente de Global Infantil, explicó ayer a EL PAÍS en una conversación telefónica desde Etiopía, su versión de los hechos y advirtió: "Cuando tenga algo oficial, responderé".Lossada admitió que la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) le exigió explicaciones el pasado mes de septiembre tras la denuncia de los dos cooperantes que se han querellado contra él. "Aquél correo electrónico lo remitimos a nuestro gabinete jurídico", explicó.También reconoció que tras ese requerimiento, puso a disposición de la AECI los 140.000 recibidos para subvencionar el centro de Addis Abeba. "Los tienen depositados para que hagan lo que quieran", explicó.Respecto a las duras acusaciones contra él que relata la querella, Lossada afirmó: "Todo el mundo es libre de denunciar lo que quiera, pero habrá que probar lo que se dice". Lossada negó categóricamente haber maltratado a ningún niño y sobre las acusaciones de abusos sexuales explicó que "lo mejor es no hacer ningún comentario".¿Es usted médico, porque en las fotografías de la página web de la Global Infantil aparece casi siempre con un fonendoscopio al cuello? "No, claro que no soy médico. Pero para auscultar a un niño no hace falta serlo. Cualquier padre puede hacerlo", dijo el presidente de la Global Infantil.¿Es cierto que retiró a los niños los medicamentos que les habían prescrito algunos facultativos? "No, claro que no. En el centro hay siempre dos médicos que están pendientes de los niños", explicó Lossada. Sobre los denunciantes, afirmó que prefería reservarse la opinión que le merecían.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de noviembre de 2007

Más información