Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PNV y PSE venden como ejemplo de "responsabilidad" su pacto en Álava

Afirman que el acuerdo presupuestario tiene vocación de continuidad

El diputado general de Álava, el peneuvista Xabier Agirre, y el líder provincial del PSE, Juan Carlos Prieto, firmaron ayer el pacto que sostiene los presupuestos de Álava para 2008 y marca las líneas de trabajo para el resto de la legislatura. El acuerdo presupuestario es el primero que se alcanza en las principales instituciones vascas y vendrá seguido de otro similar en el Ayuntamiento de Vitoria.

El compromiso incluye el apoyo peneuvista a las cuentas de Vitoria

Tanto Agirre como Prieto lo presentaron como una muestra "de la responsabilidad de las dos fuerzas por primar la estabilidad del territorio por encima del debate partidario". No hay que olvidar que la dirección provincial del PNV forma parte de la sensibilidad más soberanista del partido, mientras que el socialismo alavés responde a las tesis menos vasquistas del PSE. Además, el PNV se alzó con la presidencia de la Diputación gracias al apoyo de EA y Aralar, a pesar de ser la tercera fuerza en las elecciones, y tras rechazar un acuerdo con el PSE, segundo en las elecciones a 150 votos del PP. El presidente de los populares en Álava, Alfonso Alonso, reprochó al PSE la contradicción de que el lunes criticara al PP al rechazar la consulta "ilegal" del lehendakari y el martes le apruebe los presupuestos.

"Hemos llegado al acuerdo desde la coincidencia programática en muchos aspectos", explicó el diputado general. "La política necesita del entendimiento entre diferentes; cabe la discrepancia, cabe el encuentro", apostilló Prieto. Ambos confirmaron que el acuerdo se ha fraguado en paralelo a uno similar en el Ayuntamiento de Vitoria, donde el socialista Patxi Lazcoz, con 9 concejales, necesita el apoyo de los 6 del PNV para asegurarse la mayoría en el pleno.

El proyecto de presupuesto foral, de 548 millones de euros, apuesta por infraestructuras estratégicas para la capital en los próximos cuatro años. Así, se ha previsto financiación para la estación intermodal, el Palacio de Congresos, un nuevo palacio de deportes, el soterramiento del tren o la segunda línea del tranvía. Las inversiones sociales y el incremento de la financiación municipal son otros ejes del proyecto.

En la valoración política, Agirre fue un poco más allá y ofreció el acuerdo como un "un referente" para los presupuestos del Gobierno vasco. Prieto eludió referirse a una negociación que consideró supera su ámbito de poder. Sí detalló algunos de los aspectos que han permitido que, por primera vez en años, los presupuestos de la Diputación de Álava se presenten antes de la fecha límite, el 15 de noviembre. Son compromisos que nacen con voluntad de mantenerse en el tiempo, porque atienden a proyectos de largo alcance, como la construcción de residencias de tercera edad. "Queremos terminar con las listas de espera", apuntó. Agirre detalló que el 36% del presupuesto, 197 millones de euros, estará destinado a políticas sociales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 2007