Reacciones ante la agresión ultra

Partidos y sindicatos condenan el apuñalamiento

Partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales lamentaron ayer el asesinato del menor Carlos Javier P. y condenaron las manifestaciones violentas como la que se produjo el pasado domingo en Legazpi. IU y el sindicato CC OO pidieron directamente la prohibición de este tipo de concentraciones de grupos ultras, mientras que el PSM señaló que se ha puesto en contacto con la Delegación del Gobierno para plantear la posibilidad de evitar manifestaciones como la del domingo en el futuro.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó ayer que la manifestación convocada por Democracia Nacional contra la inmigración estaba autorizada "porque las leyes son las leyes", y a unos les puede gustar más unas manifestaciones que otras, "pero la gente tiene derecho a manifestarse". Rubalcaba añadió que "no es infrecuente" que la Delegación del Gobierno prohíba manifestaciones que luego el Tribunal Superior de Madrid "echa abajo".

Más información

"Impunidad"

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, pidió que se prohíban las convocatorias de "estos grupos" ante el auge de la violencia "neonazi y racista". CC OO también denunció la impunidad con que actúan los grupos ultras y exigió la prohibición de "las manifestaciones convocadas por grupos de extrema derecha". La misma prohibición pidió la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró que los ciudadanos no van a consentir que "Madrid sea una ciudad donde se instale la violencia, la intransigencia y la intolerancia".

El defensor del menor de la Comunidad, Arturo Canalda, mostró su "preocupación" por la vinculación de menores a bandas organizadas y grupos extremistas. La asociación Jueces para la Democracia se mostró favorable a aplicar la Ley de Partidos a formaciones de signo ultraderechista para su ilegalización. Movimiento contra la Intolerancia, por su parte, anunció que ejercerá la acusación popular contra el asesino del menor.

Un portavoz de Democracia Nacional, el partido que organizó la manifestación del pasado domingo, aseguró que su partido no tiene nada que ver con el soldado muerto, que al ser militar no puede afiliarse a ningún partido político, y resaltó que están sufriendo un "linchamiento político".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción