Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El modelo que predice la calidad del aire dio esta semana niveles en rojo

La 'web' municipal publicó en ese tiempo cotas admisibles de polución

Roberto San José, catedrático de la Universidad Politécnica, mide sus palabras. Su contrato con la empresa Sice (de ACS) para predecir la contaminación en Madrid le ata, pero a la vez no puede respaldar la predicción siempre errónea que le atribuye el Ayuntamiento de Madrid en su web.

"Ellos deciden qué información hacen pública", afirma el catedrático

"Mi modelo lo ejecuta Sice y el Ayuntamiento recibe una predicción por aglomeraciones y por horas muy precisa. Ellos me dan las emisiones previstas, pero si son más bajas de lo que luego ocurre, yo no puedo hacer nada", relata en una conversación en la que se desmarca de la predicción oficial y resalta que ayer él predijo niveles muy altos de óxidos de nitrógeno en toda la ciudad. Sin embargo, el Consistorio le atribuyó un nivel admisible de estos contaminantes, producto del tráfico y tóxicos para los pulmones.

San José, con prestigio internacional en la materia, se juega su imagen. Su grupo tiene contratos similares con empresas y otros ayuntamientos para predecir la contaminación. En realidad, nadie en el sector cree que él pueda predecir niveles aceptables de contaminación en días como los de la semana pasada, en los que se han triplicado.

Lo que ha ocurrido es que, mientras la web municipal predice niveles aceptables, San José les ha enviado la última semana una predicción con niveles en rojo (el peor umbral) para los óxidos de nitrógeno (producto en un 76% del tráfico). Aun así, el Ayuntamiento baraja los datos que recibe, hace la media de la ciudad de una forma que no explica y nunca sale un nivel alarmante.

Las únicas alertas que da se deben a intrusiones de polvo sahariano, pero no al efecto del tráfico, que es lo que ha ocurrido estos días. El problema para el Consistorio es más grave porque llega con la reforma de la M-30 terminada, que supuestamente iba a mejorar la polución.

San José no es nada sospechoso de ser cómplice con la contaminación, ya que para el Observatorio de la Sostenibilidad de la Universidad de Alcalá de Henares calculó que los niveles de contaminación por el tráfico en la región superan en un 67,5% los umbrales admisibles para la salud.

"A mí la predicción para hoy [por ayer] me daba un nivel rojo de óxidos de nitrógeno en las ocho zonas en las que hemos dividido la ciudad", relata con cautela San José. Mientras, la web municipal predijo el mismo día un nivel "admisible". El Ayuntamiento ha reconocido, tras revelarlo EL PAÍS, que borra sistemáticamente los peores datos de contaminación con el argumento de que "no son jurídicamente relevantes". La semana pasada eliminó datos de la estación de Recoletos, que dos veces superó los 400 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno por metro cúbico, tres veces más de lo admisible.

La última semana, el Ayuntamiento predijo buenos niveles de contaminación y luego se superaron todos los umbrales. Eso es tan erróneo como predecir tráfico fluido al inicio de un largo puente, porque sin viento, sin lluvia y sin mucho tráfico es evidente que la polución permanece. Algunas estaciones han superado varias veces el umbral de alerta por la contaminación del tráfico, aunque el Consistorio no ha dado ningún aviso.

Además, aunque el modelo de San José da una predicción por zonas, el Ayuntamiento sólo cuelga en su web un índice de calidad del aire general para toda la ciudad. Debe hacer la media entre todas las estaciones (pese a que la Casa de Campo no es lo mismo que la plaza de España). San José resalta: "Nosotros no intervenimos en la ejecución del modelo de predicción. Ellos deciden qué información hacen pública".

En la universidad, San José ejecuta el modelo por su cuenta por si algún día falla el sistema del Ayuntamiento, pero el Consistorio le pidió que pusiera una contraseña en la web, de forma que nadie puede acceder a la predicción original. "Damos la predicción de contaminación con muchos datos, en celdillas y para los tres próximos días. Pero si tomas todos los datos y los promedias puede que te salga un nivel de contaminación admisible".

Además, el modelo creado por San José es de 1998: "Han pasado 10 años y hay modelos mejores. El Ayuntamiento nos ha preguntado para mejorarlo". El catedrático resalta: "Les he dicho que den toda la información". No es así. Los madrileños no conocen la magnitud de la contaminación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de noviembre de 2007