El caos de las infraestructuras

Pimec cifra la factura en 208 millones

La factura del caos ferroviario va subiendo. Todo el mundo coincide en ello, aunque pocos se atreven a decir en cuánto. La patronal Pimec, que representa a microempresas y pymes, dijo ayer que el alargamiento de la interrupción del servicio se traduce, al menos, en 208 millones de euros. La cifra es el resultado de multiplicar sus estimaciones de 6,7 millones de coste diario por los días laborables transcurridos desde el corte de líneas, ampliados hasta el próximo 30 de noviembre, y ponderados con unos 45 días de corte en el servicio de Ferrocarrils.

El grueso del coste diario (3,8 millones) lo asumiría el usuario, que sale antes para ir a trabajar y tarda más en llegar a casa, además de tener gastos adicionales por guarderías, canguros o comidas fuera. El uso obligado del transporte privado (combustible, peajes, aparcamiento) supone al viajero 210.000 euros al día. Llegar tarde al trabajo y destinar más tiempo de transporte en los desplazamientos de mercancías cuesta a las empresas a 1,4 millones por día. Los autónomos que reducen su jornada laboral por el colapso dejan de ingresar 271.000 euros. Al sector público, el episodio le cuesta un millón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50