Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Gore advierte del impacto del cambio climático en Andalucía

El Nobel anima a exprimir el potencial de energías renovables en la región

El ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, pasó ayer por Sevilla decidido a remover conciencias. Y para conseguirlo, nada mejor que acercar el problema al auditorio: según el Nobel de la Paz, Andalucía "será una de las regiones que reciba mayor impacto del cambio climático". No obstante, Gore se mostró optimista en la posibilidad de evitar que se cumplan los malos augurios. A juicio del fundador del Proyecto Clima, las condiciones geográficas y climatológicas de Andalucía suponen una oportunidad "única" de desarrollo de energías renovables, lo que "abrirá la puerta a mejorar el nivel de vida en los años futuros".

El hotel Barceló Renacimiento de Sevilla acogió ayer la primera presentación del Proyecto Clima en un país de habla no inglesa. Durante todo el fin de semana, 220 personas elegidas de entre más de 3.000 solicitudes han bebido de los conocimientos de Gore y han compartido reflexiones que, a partir de ahora, expondrán en público. La de Sevilla, según señaló el ex vicepresidente de Estados Unidos, "será un modelo" para otras sesiones de formación de líderes de la lucha contra el cambio climático en el resto del mundo.

La instrucción de los 220 participantes y futuros divulgadores de la causa se celebró a puerta cerrada, pero antes, Gore presentó en público su proyecto acompañado del presidente de la Junta, Manuel Chaves, a quien el Nobel de la Paz agradeció su "liderazgo" en el desarrollo de iniciativas medioambientales en Andalucía. El dirigente socialista devolvió el cumplido y aseguró que la celebración de las sesiones de formación en la comunidad son un motivo de "orgullo y satisfacción".

Pero el presidente asumió también la "responsabilidad" en la lucha contra el cambio climático que recae en Andalucía como "intersección histórica geográfica y cultural entre Europa, África y América Latina".

El presidente aprovechó para recordar algunas medidas impulsadas por su Gobierno, concretadas en el Plan de Acción por el Clima, y lamentó la "irresponsabilidad" de los que "ignoran a la ciencia": "No hace falta esperar 300 años para comprobar efectos que ya empiezan a observarse".

Más información en la Página 40

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de octubre de 2007