Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex presidente De la Rúa, procesado por cinco muertes

Las cinco muertes registradas en la plaza de Mayo de Buenos Aires en diciembre de 2001, en la misma jornada en que una multitud exigía la renuncia del Gobierno argentino ante el caos económico que se vivía en el país, tienen, según la justicia, un máximo responsable. El juez federal Claudio Bonadío ordenó ayer el procesamiento del entonces presidente, Fernando de la Rúa, por cinco homicidios con dolo y otros 150 casos de lesiones. El acusado dimitió del cargo el mismo día de las muertes y tuvo que abandonar la Casa Rosada en un helicóptero que logró aterrizar en la azotea, mientras en la plaza miles de personas coreaban "¡que se vayan todos!".

Los hechos sucedieron el 20 de diciembre y fueron la culminación a dos sangrientas jornadas que se saldaron con un total de 33 muertos y que comenzaron cuando el presidente decretó el estado de sitio, mientras las multitudes se agolpaban a las puertas de los bancos exigiendo que les fueran devueltos sus ahorros paralizados en el corralito, y miles de personas en las calles clamaban por la dimisión del Gobierno. El magistrado impuso, además, al ex mandatario argentino una fianza de 20 millones de pesos (unos 4,5 millones de euros), ejecutables en bienes que serán embargados. En paralelo podrá ser procesado por cientos de detenciones practicadas por las fuerzas de seguridad durante los disturbios.

De la Rúa declaró hace 11 días ante el juez Bonadío que lo sucedido durante aquellas jornadas fue el resultado de una conspiración detrás de la cual estarían el peronismo -entonces en la oposición- y sectores del radicalismo. Sin embargo, en la resolución que ordena el procesamiento, el magistrado subraya que De la Rúa no puede alegar que ignoraba lo que sucedía en la plaza de Mayo -literalmente bajo su despacho- y que como "abogado experimentado" que es no se atuvo al "deber de cuidado" en su actuación, ya que disponía de herramientas a su alcance para evitar lo sucedido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 2007