Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro del Magreb

La Unión Mediterránea arrancará en junio de 2008

Francia convoca una cumbre con todos los países ribereños

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, puso ayer fecha a su proyecto de Unión Mediterránea -arrancará en junio de 2008- y fijó sus límites geográficos: abarcará a todos los países ribereños del Mare Nostrum. Pero no desveló su contenido. Sarkozy pronunció ayer en Tánger el último discurso de su visita a Marruecos.

Lo dedicó a esa Unión Mediterránea en la que la diplomacia española percibe un intento francés de sacar del atolladero y asumir el liderazgo de la Conferencia euromediterránea lanzada en Barcelona, en 1995, por Felipe González y su ministro Javier Solana.

La iniciativa se inspira en el origen de la Comunidad Económica Europea

"Invito a todos los jefes de Estado y de Gobierno a reunirse en Francia, en junio de 2008, para sentar las bases de una unión económica, política y cultural fundada sobre los principios de una estricta igualdad", declaró Sarkozy ante un auditorio de empresarios. Su lenguaje se asemeja mucho al que hace 12 años utilizó González para presentar la Conferencia de Barcelona.

Otra similitud es el espacio que abarca la Unión Mediterránea, el conjunto de los países ribereños. Entre los factores que paralizaron el proyecto que nació en Barcelona figura el conflicto palestino-israelí, que emponzoñó los trabajos. "Sarkozy no intenta evitar ese escollo proponiendo un marco más reducido como podría ser Europa y el Magreb", se sorprendió un diplomático español.

La principal originalidad del plan de Sarkozy sería su metodología, aunque él no la mencionó ayer. Señaló que habría que "trabajar sobre una decena de proyectos". Para avanzar se inspiraría en lo que fueron los inicios de la CEE, precursora de la UE. Para ello quiere poner en marcha de cinco instituciones: un Banco de Inversiones Mediterráneo, una Agencia de Energía Nuclear, una Universidad Mediterránea con programas de intercambio inspiradas en el Erasmus para potenciar los intercambios culturales, una Agencia de Medioambiente y otra dedicada al espacio audiovisual.

Sarkozy, al que se le atribuye el deseo de desmarcarse del entreguismo promarroquí de su predecesor, no dudó en dar a Marruecos la misma coba que Jacques Chirac. En otro discurso, pronunciado por la mañana en Rabat ante el Parlamento, ensalzó la "ejemplaridad" del reino alauí en el mundo musulmán y su "vigor democrático". "Francia estará de vuestro lado", declamó Sarkozy.

Dio también un espaldarazo al plan de autonomía para el Sáhara Occidental, al que tachó de "serio y creíble". El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, entregó ayer en Nueva York un nuevo informe al Consejo de Seguridad. Sarkozy anunció también que, cuando él encabece la UE en el segundo semestre de 2008, convocará una segunda conferencia euroafricana sobre inmigración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 2007