Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro del País Vasco

Batasuna: "Nos han golpeado duro, nos han hecho daño"

La dirección avisa a Zapatero, en un texto posterior a la redada, de que "fracasará"

La Mesa Nacional de Batasuna acusa los sucesivos golpes policiales y judiciales. La dirección de la formación ilegalizada lo admite en un documento difundido en los últimos días en Euskadi y Navarra, que lleva fecha del 8 de octubre, cuatro días después de la detención de la cúpula del partido ilegalizado. "Nos han golpeado duro. Nos han hecho daño", afirman en ese escrito. Pero lejos de arredrarse, sus dirigentes avisan al presidente Zapatero de que "fracasará" porque lo que tiene enfrente es "un pueblo que no se va a doblegar".

Aunque la operación policial ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en Segura (Guipúzcoa) el pasado 4 de octubre llevó a la cárcel a 17 dirigentes de Batasuna, los cuadros y líderes que todavía permanecen en libertad se esfuerzan por dar síntomas de vida política. Una "mayor iniciativa política" futura que ayer fue amplificada gracias al diario abertzale Gara, que publicó un documento firmado por la Mesa Nacional cuatro días después de la redada policial en la localidad guipuzcoana.

El mensaje político recogido en el texto reproduce básicamente las declaraciones de algunos de sus dirigentes estos días, como es el caso de Pernando Barrena. Pero el texto destila también el momento de zozobra que vive la formación ilegalizada, dentro de un contexto de vuelta de ETA a los atentados mortales y de los golpes policiales y judiciales. Un contexto que, como recordaba ayer el abogado y ex dirigente de HB, Txema Montero, en una entrevista en Deia, puede llevar a la cárcel en los seis próximos meses a "130 militantes de Batasuna", en alusión a los procesos pendientes aún de sentencia como el 18/98 (caso Ekin) y otros.

Y esa zozobra es clara cuando la dirección de Batasuna admite el "daño" que les ha hecho el encarcelamiento de su cúpula. La Mesa Nacional avisa al presidente Zapatero de que si persiste en fijar como receta su defensa de "la Constitución y la represión", al igual que sus antecesores en el cargo, también "fracasará". "Nos pueden ilegalizar y encarcelar", añade el documento, "pero el problema de fondo lo tienen con este pueblo: con un pueblo que es una nación y que ha decidido que está en sus manos organizar su futuro".

El partido ilegalizado critica al PNV con un argumento que a finales de 2006 puso en boga el entonces líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, en un mitin en Barakaldo: los peneuvistas sólo pretenden "pactar con el Estado para mantener sus cuotas de poder y así seguir haciendo negocio". Fue Otegi precisamente el que rebautizó al PNV en aquel mitin como el "Partido del Negocio Vasco". Batasuna reitera dónde se encuentra, a su juicio, la clave de la solución: "Somos una nación y nos corresponde la palabra y la decisión", sin entrar a valorar la hoja de ruta del lehendakari. Un plan criticado en primera instancia por Batasuna y por ETA. En su último zutabe (el 112), los terroristas lo califican de "instrumento para una falsa confrontación con el Estado"

.

Ayer, en el noveno día de violencia callejera tras el encarcelamiento de los 17 dirigentes de Batasuna, la Ertzaintza (policía vasca) arrestó a un menor en Azkoitia acusado de desórdenes públicos. Los ertzainas le sorprendieron sobre las 4.30 quemando contenedores en ese municipio guipuzcoano. El detenido, de menos de 16 años, fue puesto en libertad después de comunicar su arresto a la Fiscalía de Menores.

El Congreso votará mañana una proposición no de ley del PP en la que se pide la ilegalización de ANV. Los populares quieren también disolver las corporaciones donde gobierna: 34 en el País Vasco y nueve en Navarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de octubre de 2007