La celebración de la Fiesta Nacional

Rajoy: "Faltan rumbo y certidumbres sobre lo fundamental"

El presidente del PP cree que "no se vive esta situación desde antes de la Constitución"

"En España faltan certidumbres y rumbo sobre lo fundamental". Con esta expresión, el presidente del PP, Mariano Rajoy, se colocó en las antípodas del discurso del presidente del Gobierno. Si Zapatero pretendió ayer quitar importancia al cuestionamiento de los símbolos de la Monarquía constitucional española por parte de minorías, Rajoy volvió a amplificarlo y a situarlo en clave de crisis nacional.

El presidente del PP compareció en la misma sala del Palacio Real en la que Zapatero había departido tan sólo unos minutos antes con los periodistas. Pero Rajoy estuvo menos tiempo y claramente incómodo, sobre todo, cuando se le preguntó si se sentía responsable por su llamamiento solemne del miércoles de los abucheos de la jornada de ayer en la parada militar y en la quema de retratos del líder de ERC, Josep Lluis Carod Rovira. "Cada uno es libre. Yo no lo hice ni lo hubiera hecho", dijo en referencia a los abucheos.

Rajoy defiende su vídeo porque era "necesario hacerlo" y "hablar bien de España"

Rajoy no se arrepintió del vídeo que grabó y difundió su partido el miércoles, en el que llamó a la población a mostrar la bandera española el 12 de octubre, aludiendo indirectamente a la insuficiente defensa de los símbolos por parte de Zapatero. "Era mi obligación y la gente lo ha entendido", dijo ayer Rajoy.

El presidente del PP argumentó la conveniencia del vídeo en que contenía "un mensaje democrático, que sólo habla bien de España, de la Constitución y del sistema democrático". "Es necesario hacerlo. Lo que hagan los demás es su responsabilidad". Fue su respuesta ante el hecho de que ni el jefe del Estado ni el presidente hubieran hecho un llamamiento de ese calibre en vísperas de la Fiesta Nacional.

Dijo que ayer había conversado con el jefe del Estado, pero admitió que habían eludido hablar del vídeo. Con el presidente del Gobierno no conversó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Rajoy mantuvo su discurso catastrofista sobre la situación política española al manifestar que le gustaría que en el día de la Fiesta Nacional "todos creyeran con orgullo en España" y que no se produjera "una situación como la actual, que no se vive desde antes de la Constitución".

En tono solemne, expresó su ideario: "Sólo digo que estoy a favor de España, el Rey, la bandera, la democracia, la Constitución, la responsabilidad, la sensatez y el sentido común". Para que no hubiera dudas, expresó que sus creencias básicas no casan con la ejecutoria de Zapatero: "Faltan certidumbres y rumbo sobre lo fundamental".

Mariano Rajoy, ayer, en un momento del desfile.
Mariano Rajoy, ayer, en un momento del desfile.CRISTÓBAL MANUEL

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS