Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Fiesta solidaria en el parque de la Ciutadella

La Agencia Catalana de Cooperación reúne a organizaciones y ciudadanos por la colaboración internacional

"Cataluña ha aprobado con nota alta ante la comunidad internacional y hoy día es un referente mundial en materia de cooperación con los países subdesarrollados". Así de satisfecho se mostraba el vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod Rovira, en la primera Fiesta de la Cooperación Catalana, celebrada ayer en el parque de la Ciutadella de Barcelona. Las numerosas personas que, aprovechando el buen tiempo, se acercaron al parque dieron muestra del espíritu solidario apuntado por Carod.

El objetivo del encuentro, organizado por la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo, organismo que gestiona la política de cooperación internacional de la Generalitat, no era otro que ofrecer a los diferentes actores implicados en el proyecto solidario la posibilidad de presentarse en sociedad y dar a conocer su actividad. "Hay una necesidad de información entre la ciudadanía", aseguraba David Minoves, director de Cooperación al Desarrollo y Acción Humanitaria. Y haciendo de la necesidad virtud, la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo reunió a ONG, organizaciones empresariales, entidades locales, universidades y sindicatos, entre otros, con la idea de fortalecer su credibilidad ante el conjunto de los ciudadanos.

Actuaciones musicales, espectáculos itinerantes, exposiciones y talleres diversos... Mayores y niños disfrutaban de la mañana soleada a la vez que se sensibilizaban sobre la importancia de cooperar en la erradicación de la pobreza, el acceso a los derechos sociales básicos y la defensa de los derechos humanos.

El presupuesto que destina la Generalitat a la cooperación internacional es de 64 millones de euros, cifra que se prevé aumentar hasta 130 millones en los próximos tres años. El objetivo es llegar a destinar el 0,7 % del PIB (producto interior bruto) catalán a proyectos solidarios en el 2012.

Sin embargo, los representantes de la Agencia Catalana de Cooperación coincidieron en destacar que lo importante no es la cantidad, sino la calidad de la ayuda que desde Cataluña se envía a países subdesarrollados.

"Cada vez hay más colaboración, más conciencia colectiva", apuntaba una joven voluntaria encargada de repartir folletos informativos del acto. La estampa del parque de la Ciutadella era fiel trasunto de esta opinión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de octubre de 2007