Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Universidad

El rector insta a no sacrificar la calidad por la "presunta utilidad"

"No hay que dejarse seducir por el señuelo de la presunta utilidad, sacrificando la exigencia de la calidad", alertó ayer el rector de la Universidad del País Vasco (UPV), Juan Ignacio Pérez, en el acto oficial de apertura de curso de la universidad pública. "Sin desdeñar el conocimiento aplicado", y reconociendo logros como el incremento de las patentes, el rector subrayó que la excelencia supone "el requerimiento previo" para generar bienestar social. "A menudo se valora más el investigar en determinadas materias por su presumible interés, que cumplir con un mínimo de calidad", criticó.

El rector aplaudió las iniciativas gubernamentales que "colocan a Euskadi en la vanguardia de la innovación", pero insistió en que esas estructuras requieren de "una cantera que proporciona la universidad", por lo que esperó "estar a la altura de las circunstancias", proporcionando medios y fortaleciendo la formación investigadora del profesorado. El lehendakari Ibarretxe centró su intervención en comentar esas iniciativas, que "si el año pasado eran sueños, ahora son pasos firmes para ser referentes en Europa".

"Cambio de cultura"

Matizó, sin embargo, la necesidad de "hacer atractiva la carrera investigadora" y atender a las "peticiones razonadas y razonables" de los jóvenes investigadores. Ibarretxe se detuvo en alabar la próxima creación de un parque científico en la UPV, que ayudará a "implicar a la universidad en la generación de ideas y empresas", y contribuirá a "un desarrollo regional integral".

El consejero de Educación, Tontxu Campos, invitó a ver el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), "más allá de una mera reforma administrativa", como una "oportunidad" para reestructurar el sistema universitario poniéndolo al servicio de las necesidades de la sociedad vasca. En el mismo sentido, el rector consideró imprescindible "un cambio de cultura" en la gestión y la organización de la universidad, para afrontar la convergencia europea.

El inglés es "el idioma de la vanguardia científica", aseguró Pérez, quien apostó por diferenciar los espacios en los que emplear el euskera y el castellano en vez de duplicar la oferta docente. El plan de reforma de infraestructuras "avanza a buen ritmo", celebró, y elogió la rehabilitación del Aula Magna, en la que se celebró el acto. Recalcó que una universidad debe defender la tolerancia, la libertad y el respeto, por lo que deploró que en la UPV haya profesores amenazados, y otros procesados.

La ceremonia registró diversos incidentes de menor importancia. Un grupo de estudiantes contrarios al Proceso de Bolonia intentaron subir al escenario con pancartas y forcejearon con el personal de seguridad antes de ser expulsados. Una profesora de la universidad criticó en voz alta el trato propinado a los manifestantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 2007