Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Azkarraga lleva al Parlamento el nuevo plan de salud laboral sin apoyos para aprobarlo

El PSE se muestra dispuesto a abrir una negociación para intentar "arreglar" el documento

El consejero de Empleo, Joseba Azkarraga, presentará el próximo día 22 en el Parlamento el nuevo plan estratégico de Salud Laboral, que incluye medidas hasta 2010, sin tener garantizados los apoyos suficientes para aprobarlo. Azkarraga no logró ningún respaldo de los sindicatos ni de la patronal durante la fase de su elaboración, y ahora se arriesga a que tras el debate monográfico que se celebrará en comisión sea devuelto al Gobierno para su reelaboración. Eso es exactamente lo que le ha pedido CCOO, aunque el PSE está abierto a "hacer un esfuerzo" y cambiar el texto antes del debate.

El plan, el principal marco de actuación del Ejecutivo contra la siniestralidad laboral, se marca como objetivo reducir para 2010 en un 50% los accidentes graves, muy graves y mortales, incrementar la formación del personal y la académica, llegar a una convergencia de recursos con la Inspección de Trabajo para que haya un inspector por cada 8.000 o 9.000 trabajadores, y aumentar sensiblemente los esfuerzos para mejorar la salud laboral de los trabajadores.

Además, el departamento está desarrollando algunas líneas paralelas de actuación, como la aprobación de un decreto que prime a la hora de contratar con la Administración pública a aquellas empresas con certificados aprobados en prevención. El consejero de Empleo anunció que el decreto regulará además la inclusión de cláusulas en los pliegos de contratación de la Administración como una manera de reconocer el esfuerzo empresarial en ese sentido. La consejería ha montado ya un grupo de trabajo interdepartamental para dar forma al decreto y aprobarlo antes de fin de año.

Sin embargo, el plan no gusta a ninguno de sus potenciales receptores (empresas y sindicatos), aunque por razones radicalmente diferentes. Para las centrales, que contabilizan ya 66 trabajadores muertos en la comunidad autónoma desde que comenzó el año, el 30% más que el año pasado a estas alturas, resulta simplemente ineficaz.

Los especialistas de CCOO consideran que la mejor noticia sería que el Parlamento lo devolviese al Gobierno. "Sólo desde el acuerdo y la implicación social y patronal es posible hacer un plan efectivo", argumenta su responsable de Salud Laboral, Jesús Uzkudun.

ELA también lo tiene claro: "Sus objetivos son extremadamente genéricos, insuficientes y muy poco ambiciosos para tratarse de uno de los problemas más graves de los trabajadores".

La responsable de Salud Laboral de UGT-Euskadi, Pilar Collantes, y el PSE son los únicos que han pedido al consejero mantener contactos para poder reconducir la situación. El parlamentario socialista Jesús Loza explicó ayer a este periódico que su grupo está dispuesto a intentar "arreglar" el plan y negociar algunos cambios sustanciales para no tener que votar la devolución del documento el día 22 durante su debate monográfico en la Comisión de Trabajo y Acción Social.

Ni el PP, ni EHAK van a apoyarlo. Y el Gobierno sólo cuenta con siete de los 17 asientos de la comisión. UGT cree que un acuerdo debe ir "acompañado de un pacto que implique en su gestión a empresarios y sindicatos".

"Se trata de un plan extremadamente importante por todo lo que está pasando en el mundo laboral, con muchos accidentes y muchos de ellos fácilmente evitables, por lo que sería deseable que Empleo intentase pactar algunas mejoras", dijo Loza. Sin embargo, apenas si quedan tres semanas para fijar una reunión y comenzar a abrir ese camino.

Financiación perdida

Mientras, Comisiones Obreras denunció ayer la actitud de la consejería de Empleo y de ELA en el seno de Osalan por "rechazar" más de 968.000 euros de fondos estatales para prevención de riesgos laborales.

Fuentes de CC OO señalaron que los sucesivos rechazos a esos fondos han motivado que en los últimos ocho años "se hayan perdido más de 5.000 millones de euros" destinados a ese fin, y denunciaron "el cinismo" del departamento y de ELA por rechazar dinero para evitar nuevas muertes. El pasado 30 de septiembre, finalizó el plazo para que Osalan presentara planes de actuación preventiva en las pymes a desarrollar por las organizaciones sindicales y empresariales y acogerse de esta manera a los 968.408,61 euros destinados por la fundación estatal para la prevención en el País Vasco.

El consejero Joseba Azkarraga quien se reunió ayer con técnicos de Osalan en Barakaldo, dijo que sigue confiando en cumplir sus objetivos de reducir a la mitad los accidentes graves, muy graves y mortales.

Aunque el objetivo de la citada reunión al más alto nivel con los responsables de Osalan era trasladarles el apoyo del Gobierno vasco por la labor que están desarrollando, también estudiaron la estrategia a seguir en el debate monográfico, en el Parlamento, en el que todos los partidos cuestionarán el plan de salud laboral hasta 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 2007