Las cámaras de vigilancia de Centro estarán señalizadas y no grabarán sonido

La Comisión de Garantías de Videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid aprobó ayer la instalación de 19 cámaras en la calle de Montera, y 12 en la plaza de Soledad Torres Acosta y aledaños. Asociaciones de vecinos del distrito de Centro habían propuesto hace casi un año la instalación de las videocámaras y habían amenazado incluso con colocar webcams en sus ventanas, una medida que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, calificó de "ilegal". El objetivo es tratar de erradicar la prostitución de la zona, así como evitar la comisión de delitos.

Las cámaras, que serán colocadas a partir del próximo enero en farolas, semáforos y en algunas fachadas entre el bajo y el primer piso, tendrán limitado su ángulo de filmación de manera que no puedan grabar el interior de las viviendas. Asimismo, no grabarán sonidos, y alrededor de ellas deberá estar señalizado de manera visible desde cualquier punto de la calle que se trata de un área sometida a videovigilancia, según la comisión.

Más información

Las grabaciones efectuadas, de las que serán responsables y a las que sólo tendrán acceso un reducido grupo de funcionarios municipales, serán borradas en un plazo máximo de siete días, siempre que no hayan registrado un delito y den lugar a la actuación de los jueces.

La presidenta de la Asamblea Ciudadana del Barrio Universidad, Isabel Rodríguez, señalaba ayer que esperan "que las cámaras se vean acompañadas por otras acciones, en especial con mayor presencia policial, porque si no los delitos se seguirán cometiendo a la vuelta de la esquina".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50