Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El debate sobre la Corona

Dios salve al Rey (de algunos monárquicos)

Un sector de la derecha española ataca a don Juan Carlos mientras otro amplifica las acciones minoritarias de los independentistas

El pasado 20 de julio, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo sorprendió a propios y extraños al ordenar el secuestro del semanario satírico El Jueves por una portada en la que representaba a los Príncipes de Asturias manteniendo relaciones sexuales.

La decisión, sin precedentes en democracia, tuvo un eco planetario y millones de personas pudieron ver la caricatura supuestamente denigrante. Algo más de un mes después, la Fiscalía, impulsora del secuestro de la publicación, se limitó a pedir una multa de 3.600 euros para los autores de la viñeta. El Gobierno admitió la necesidad de "abrir una reflexión" sobre la idoneidad de ese tipo de medidas judiciales.

"Los valores de la convivencia democrática

La semana pasada, una enmienda en el Senado a la Ley de la Carrera Militar levantó un ruidoso revuelo. El grupo parlamentario Entesa propuso despojar al Rey de su condición de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas. Entesa está formada por el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), Iniciativa (ICV-EU) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), pero los dos primeros se aseguraron que la enmienda era responsabilidad exclusiva del último y que votarían en contra.

Que ERC es republicana no es ninguna novedad. Tampoco, la propia enmienda, que ya había sido rechazada sin pena ni gloria en el Congreso. Sin embargo, al día siguiente, dos diarios le dieron categoría de noticia de apertura a toda plana. Abc, el más identificado con la institución el pasado domingo denunció la existencia de una "pinza radical contra el Rey". Aludía, a lo largo de un editorial, un artículo de su director y otras siete páginas, a los incidentes protagonizados en Cataluña por grupos de alborotadores que han hecho de la quema pública de fotos del Rey una forma de protesta. La primera acción se produjo el 13 de septiembre, aprovechando una visita del Monarca a Girona, para repetirse y ampliarse el 22 en Molins de Rei (Barcelona) y Girona y el 29, en Manresa y Lleida. Como en el caso de El Jueves, la acción judicial tuvo un efecto multiplicador y escasamente disuasorio. El juez Santiago Pedraz imputó al independentista Jaume Roura, pero rehusó imponerle 10.000 euros de fianza, como pedía el fiscal.

El titular de Abc aludía también al locutor estrella de la cadena Cope, Federico Jiménez-Losantos, con quien el diario mantiene una enconada pugna, incluso en los tribunales. El locutor llegó a pedir la abdicación del Rey desde los micrófonos de la emisora de los obispos. La causa de tan insólita demanda estaría en su supuesta inhibición ante la política del Gobierno y su falta de apoyo a las víctimas del terrorismo. Es decir, los mismos argumentos que utilizó la ultraderecha durante la transición para tacharle de traidor.

Precisamente, el 75 cumpleaños de Adolfo Suárez ha servido al ex periodista de la Cope Luis Herrero para publicar una biografía no autorizada de éste, según la cual se planteó pedirle al Rey que abdicara por supuestos escándalos económicos. Herrero es ahora eurodiputado del PP, un partido que se ha ofrecido para defender a la Corona y que ha culpado al Gobierno del PSOE de debilidad ante los ataques.

El pasado sábado, el cardenal Antonio Cañizares, cabeza del sector conservador del episcopado, pidió a los fieles que oren por el Rey, "que tantas injurias está recibiendo" y el secretario general de la UGT, Cándido Méndez, le recomendó que busque la viga en su propia emisora, en vez de la paja en el ojo ajeno. Preguntado por ello, el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, apoyó a la Monarquía y lamentó que apareciesen "este tipo de cuestiones en nuestra sociedad", informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 2007