Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mentiras, meditación y el 'interruptor de Dios'

Al menos dos empresas en Estados Unidos -No Lie y Cephos Corporation- , están ya probando escáneres cerebrales para detectar mentiras. Ambas presentan como credenciales de su seriedad trabajos científicos publicados en revistas científicas importantes. No Lie dice proporcionar "métodos no sesgados para detectar el engaño y otras informaciones almacenadas en el cerebro", con una fiabilidad actual del 90% que aumentará al 99% cuando su test esté del todo listo.

Una noticia en Nature sobre esta empresa titulaba en 2005: Las técnicas de imagen cerebral están listas para detectar terroristas, dicen los neurocientíficos -también se recogían, no obstante, opiniones escépticas sobre los resultados expuestos-.

Otros estudios han buscado el efecto en el cerebro de la meditación, e incluso algo apodado el interruptor de Dios. Tuvo eco mediático hace un año una investigación canadiense con 15 monjas carmelitas, que fueron sometidas a un escáner cerebral mientras evocaban sus experiencias místicas más intensas -el experimento no se hizo mientras las monjas rezaban porque ellas dijeron que no podían conectar con Dios a voluntad-. También se les pidió, para comparar, que recordaran momentos en que se habían sentido unidas a otra persona, no a Dios.

Los investigadores hallaron diferencias en la actividad cerebral según se evocara una sensación o la otra; había, por ejemplo, más actividad en áreas cerebrales asociadas con sentimientos felices durante la unión con Dios. Para el autor del trabajo, un paso siguiente sería investigar si se puede activar esas mismas áreas místicas artificialmente, de forma que los no creyentes puedan experimentar la misma emoción. Quede dicho que muchos expertos dudaron de la solidez de las conclusiones de este trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de octubre de 2007