5.000 ferrolanos piden trasladar Reganosa al puerto exterior

La marcha censuró la actuación de la Xunta y del Gobierno

Unas 5.000 personas (10.000 según la organización y varios miles menos según la policía local) salieron ayer a mediodía desde el muelle de Curuxeiras con ambiente festivo y entre una maraña de pancartas para exigir el traslado de Reganosa al puerto exterior de Ferrol. Los opositores a la planta de gas de Mugardos exigen a la Xunta que abra una investigación y se retire del accionariado de la empresa gasística.

Más información

El Comité Ciudadano de Emerxencia convocó y lideró una manifestación reforzada por la adhesión de los vecinos de Mehá, los mariscadores ferrolanos, concejales de IU en el gobierno de la ciudad, delegados de CCOO y CIG, ciudadanos de la comarca y colectivos ecologistas llegados de toda Galicia. La lista de sus exigencias, expuestas en un manifiesto público, fue amplia y no ahorró calificativos para cargar las tintas contra los gobiernos autonómico y central desde la era popular de Aznar y Fraga hasta el bipartito actual.

"El Consello de la Xunta, cual república bananera, aprobó un plan de emergencia para Reganosa, que no para la ciudadanía, que no sirve para evitar los riesgos que esta peligrosa instalación puede provocar", aseguró el colectivo, que pidió a la Xunta que se retire del accionariado de la compañía gasística (posee un 10% del capital) y exigen que se abra una investigación, "con más motivo que en la Cidade da Cultura", para esclarecer las circunstancias en las que se gestó la única regasificadora gallega a la sombra de un pacto secreto firmado por Manuel Fraga con los accionistas de la empresa que garantizaba de antemano su viabilidad económica en Mugardos.

Los manifestantes instaron al Gobierno central a que deniegue el acta de funcionamiento definitivo para la instalación, que opera en pruebas desde el 9 de mayo, y reclamaron al alcalde nacionalista de Mugardos que anule la licencia de actividad de la planta. Solicitan, además, a la Delegación del Gobierno en Galicia que retire todas las denuncias interpuestas contra los mariscadores ferrolanos durante los bloqueos que retrasaron la llegada de los gaseros a Punta Promontorio (Mugardos).

Frente al ayuntamiento de Ferrol, el comité exigió al gobierno local de Vicente Irisarri que retome las acciones judiciales abiertas contra Reganosa por su ubicación en el interior de la ría ferrolana y a que se dirija de nuevo al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para hacer firme una primera sentencia "favorable a los intereses de los ciudadanos".

La de ayer fue la segunda protesta multitudinaria que se convoca desde que Reganosa inició sus operaciones y fue apuntada como un éxito por los convocantes. En la del 3 de junio participaron más de 4.000 personas. Ayer, entre los asistentes se encontraban la coordinadora de IU, Yolanda Díaz, socia del gobierno de Irisarri que ha dejado patente en repetidas ocasiones el rechazo de su grupo político a la ubicación actual de Reganosa, el nacionalista Xosé Manuel Beiras o la actriz Mabel Rivera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de septiembre de 2007.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete