Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AL VOLANTE | PRUEBA

Familiar de prestigio

El nuevo V70 es un familiar muy funcional que ofrece un completo equipo de serie en seguridad y sofisticaciones opcionales, como el radar antichoque y otras sólo disponibles en marcas de prestigio. El sistema de apertura y arranque sin llave (770 euros) es más preciso que los de otros modelos, y por dentro tiene clase e incluye unas butacas impecables delante, una banqueta trasera cómoda y un maletero bien resuelto.

El V70 se vende con dos versiones del motor 2.4 turbodiésel de cinco cilindros, una básica de 163 CV y otra de 185 CV, más apropiada para este coche. La unidad de pruebas montaba la última con el cambio automático secuencial Geartronic de seis marchas, el cóctel idóneo: ofrece buenas prestaciones y simplifica la conducción.

MÁS INFORMACIÓN

La primera ventaja es la elasticidad, porque el cambio automático (2.150 euros) compensa los vacíos de potencia que tienen por debajo de 1.800 vueltas muchos turbodiésel, incluido éste, y que se notan más con el cambio manual. Así, responde mejor a bajo régimen, lo que se agradece en ciudad, y después va enlazando las marchas con suavidad y empuja con fuerza hasta las 4.500. Y mantiene con soltura buenos ritmos en carretera, adelanta con brío, no se queda en las subidas y viaja con gran desahogo.

Los consumos, en cambio, son muy variables y dependen de la conducción y la carga. A ritmos suaves puede bajar de ocho litros, pero pasa de 10 si se apuran las marchas y sube a 11 en ciudad y conducción más deportiva.

Buen comportamiento

El comportamiento dinámico está bien resuelto y, a pesar del tamaño, ofrece unas reacciones ágiles y sin grandes inercias en zonas viradas. Viene de serie con control de estabilidad DSTC, que mejora la seguridad, y la unidad de pruebas montaba el chasis activo Four-C (1.650 euros), muy recomendable: incluye una amortiguación inteligente que adapta los reglajes al instante, según la velocidad y el trazado, y ofrece tres programas para elegir, Confort, Sport y Advanced.

Con esta solución, el V70 sorprende por su buen equilibrio entre estabilidad y comodidad, e incluso con el programa Confort, aparte de absorber los baches sin que se noten, ofrece una estabilidad a toda prueba en cualquier trazado. El Sport es el más equilibrado, y el Advanced, el más enérgico y radical: aporta un tacto muy exacto en la dirección y limita los recorridos de suspensión para eliminar los balanceos y aumentar la eficacia.

Con los tres programas, e incluso con la suspensión de serie, el V70 es un coche seguro y aplomado que frena muy bien y transmite confianza al conductor. Además, el generoso equipo de seguridad se puede completar con el paquete Safety (2.350 euros), que incluye sofisticaciones como el radar antichoque o el sistema BLIS, que avisa en el retrovisor si hay vehículos en los ángulos muertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2007