Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis milicianos y tres civiles mueren en bombardeos sobre Gaza

Tras varios días de calma, Gaza vivió ayer la sucesión de acontecimientos ya habitual: una invasión de decenas de tanques y blindados israelíes; el lanzamiento de una decena de cohetes Kassam y el ataque contundente del Ejército israelí. Tres civiles y un miliciano fallecieron en el bombardeo de una casa en la muy castigada Beit Hanún, en el noreste de la franja, junto a la frontera. Y cinco milicianos del Ejército del Islam -implicado en el secuestro del corresponsal de la BBC Alan Johnston, liberado en julio- perecieron en la ciudad de Gaza cuando su coche fue alcanzado por un misil.

El Ejército israelí informó de que los ataques forman parte de las operaciones destinadas a atajar el lanzamiento de cohetes desde la franja. Efectivamente, desde el 14 de junio, cuando la organización islamista Hamás se adueñó de Gaza, han muerto más de 110 personas -la mayoría milicianos, aunque también algunos civiles, entre ellos siete niños- y otra veintena en Cisjordania. Sobre la franja pende otra amenaza: el corte del fluido eléctrico y de combustibles, ya aprobado por el Gobierno hebreo, que puede entrar en vigor en cualquier momento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de septiembre de 2007