Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero afirma que las relaciones con EE UU son "buenas"

El presidente subraya que "Estados Unidos es celoso de su soberanía y España también"

Las relaciones con Estados Unidos son "buenas" en lo económico y en lo político, sin que se deba olvidar "lo que atañe a la soberanía de cada país", porque "EE UU es muy celoso de su soberanía y España también". El presidente José Luis Rodríguez Zapatero ofreció ayer este somero balance de sus encuentros y desencuentros con la hiperpotencia, al ser preguntado por la cena que compartió la víspera (madrugada de ayer en España) con el presidente George W. Bush, que, aseguró, no le provoca incomodidad alguna.

"Lo vivo [la relación con Bush] con una naturalidad total. Le veo con frecuencia en citas internacionales y anoche estuve con él en una cena, en la que hubo un debate muy interesante y constructivo, y en la que le saludé, como a todos los demás presidentes", explicó Zapatero, con cierto asombro por la insistencia de los periodistas en este tema.

El saludo se limitó a un apretón de manos y al cruce de tres frases: "Hola, ¿cómo está?", dijo Bush, en español. "Muy bien", respondió Zapatero. "Good to see you again [Me agrada verle de nuevo]", concluyó el americano. La ocasión fue la cena ofrecida por el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, a los líderes de los 25 países más contaminantes y más afectados por el cambio climático. El presidente español había puesto especial interés en asistir al evento e incluso cambió para ello la agenda de su visita a Nueva York.

Zapatero dijo ayer que no consideraba anómalo el hecho de que Bush no le diera el pésame por la muerte de dos soldados españoles en Afganistán. "No sé si conocía la noticia, porque estoy absolutamente convencido de que, si la conociera, habría dado el pésame. Estados Unidos siempre lo ha hecho y el propio presidente me ha reconocido personalmente en otras ocasiones su aprecio por la labor que estamos realizando", añadió Rodríguez Zapatero.

Comentó, sin embargo, que su insistencia en que la lucha contra el cambio climático debe ser coordinada "sólo por la ONU" significa también una advertencia ante iniciativas como la de Bush de convocar este viernes en Washington una cumbre restringida a 15 países para tratar el tema. "Me parece bien que haya otras iniciativas, pero todas deben confluir luego en la ONU", defendió el español.

"Hablamos normalmente"

"Podemos llegar al límite del absurdo", cortó Zapatero, con cierto cansancio, cuando se le preguntó si cree que, al menos, se puede decir que entre él y el presidente de EE UU no hay química. "Es una relación normal. Nos hablamos normalmente. En la última cumbre de la OTAN, por ejemplo [celebrada en Riga, en noviembre de 2006], hablamos de diversas cosas. Otras veces hablamos menos", insistió.

El presidente consideró que las polémicas sobre sus relaciones con Bush son "un tema manido, que no representa ninguna aportación al debate público". Y, en relación con los comentarios que Mariano Rajoy ha hecho sobre este asunto, afirmó que el líder del PP "tiene escasa imaginación a la hora de incorporar propuestas originales al debate".

Por otra parte, el presidente del Gobierno destacó, entre las reuniones bilaterales que ha tenido durante su estancia en Nueva York, la que celebró el lunes con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y dijo que éste le reiteró su máximo respaldo a la Alianza de Civilizaciones. Ban le confirmó que viajará a Madrid en enero para asistir al primer foro de esa iniciativa lanzada por el presidente español en 2004 y asumida como propia por la ONU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2007