Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez condena al titular de una página web que albergaba insultos a Ramoncín

Los titulares de los dominios en los que se alojan las páginas web deben vigilar con cien ojos los contenidos que cualquier usuario puede colgar en Internet. Y si no, que se lo pregunten al creador de la página alasbarricadas.com, que ha sido condenado a pagar 6.000 euros a José Ramón Julio Márquez, Ramoncín, por albergar comentarios y fotografías que vulneran el derecho al honor del cantante. Así lo sostiene una sentencia del juzgado de primera instancia número 44 de Madrid.

Ramoncín demandó al citado sitio web, autodenominado "Foro anarquista para el debate y contacto directo entre compañer@s", por los contenidos vertidos en el apartado El Rey del Pollo Frito. Ramoncín, en el que aparecieron comentarios sobre el cantante y presentador de televisión del siguiente tenor: "sólamente abro este tema para expresar mi odio más visceral a este gilipollas"... "pedante, creído, farandulero, mal politiquillo, mal presentador de programas de TV, chupacámaras"... "menudo hipócrita, menos mal que hay gente que desenmascara de vez en cuando a estos mentirosos". Tales mensajes aparecieron publicados en junio de 2006 y en octubre saltó a la Red una fotografía manipulada del cantante con la cabeza cortada.

Ramoncín presentó una demanda por entender que estas expresiones son una intromisión ilegítima y un grave perjuicio para su honor, con menosprecio de su dignidad. En su defensa, el titular de alasbarricadas.com dijo que creó la página en 2000 para "abrir canales y espacios" de denuncia social y que su papel se limitó a poner a disposición de los usuarios la página web, siendo éstos quienes dotan de contenidos a los foros.

Personaje público

Sobre el demandante, sostuvo que "es un personaje público que se hizo famoso bajo el pseudónimo de El rey del pollo frito o Ramoncín con maneras y actitudes subversivas, habiendo adquirido nueva notoriedad como dirigente de la SGAE y contertulio de programas de entretenimiento y debates de tintes amarillistas, abundando entre sus propias manifestaciones públicas insultos, descalificaciones, exageraciones o incluso actitudes contrarias al orden público".

Argumenta también que al conocer las expresiones injuriosas -junto cuando le llegó la demanda- las retiró de la página web. La sentencia valora esta circunstancia, pero destaca que el titular de alasbarricadas.com no tenía actualizados sus datos (incluida una dirección de correo electrónico) en el registro, por lo que no cumplió "diligentemente" con su deber de retirar los mensajes y las fotografías difamatorias. Por eso, la sentencia -contra la que cabe recurso- estima que es responsable de los contenidos y le impone una indemnización de 6.000 euros, pese a que el titular de alasbarricadas.com argumentó que Ramoncín también incumplía en su propia página web los deberes que impone la ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de septiembre de 2007