Reportaje:

Recuperando la feria

Las corridas de toros de ayer sábado y hoy domingo en Barcelona han recibido la denominación de Feria de la Mercè. Una feria reducida a su mínima expresión, pero que los aficionados han recibido con ilusión, por significar un gesto más para recordar tiempos mejores. En la temporada taurina barcelonesa hacía 10 o 12 años que no se daba una corrida entre semana y alrededor de 20 que no se daban festejos en dos días consecutivos. De ahí que ello se pueda considerar como el recuerdo vivo de lo que antaño fue una importante feria taurina, con cuatro o cinco corridas de toros, recordando los más veteranos aficionados aquéllas en que participaron, entre otros, Domingo Ortega, Manolete, Arruza, Dominguín, Ordóñez o Chamaco.

Para ayer y hoy se combinaron dos interesantes carteles, que han estado a punto de salir desbaratados por la cogida de Cayetano y la enfermedad de Manzanares, pero ambos han sido sustituidos con acierto, el primero ayer por un enrachado Miguel Ángel Perera, y el segundo lo será esta tarde por el catalán Serafín Marín. Con ellos, ayer El Juli y El Fandi y esta tarde dos acontecimientos, con José Tomás en la última actuación de ésta su triunfal temporada y la despedida de los ruedos españoles del gran maestro colombiano César Rincón.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS