_
_
_
_

De la Vega confía en el nuevo PNV

Luis R. Aizpeolea

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, expresó ayer su convicción de que las relaciones institucionales que el Ejecutivo mantiene con el PNV no se verán afectadas por la salida de su actual presidente, Josu Jon Imaz. "Las relaciones institucionales con el PNV seguirán siendo fluidas y de confianza", dijo tras el Consejo de Ministros.

Fernández de la Vega confirmó que José Luis Rodríguez Zapatero conversó telefónicamente con Imaz el miércoles, el día en que anunció que no se presentará a la reelección. "Fue una conversación afectuosa, propia de dos personas que han mantenido una relación muy fluida en esta etapa", según fuentes gubernamentales.

Zapatero concluyó, según la portavoz, que "no existe ningún temor" de que el PNV "cambie de posición sobre ETA" y que la relación continuará "con los mismos niveles de interlocución y confianza que hasta ahora". Se refería a la buena sintonía en esta materia entre Zapatero y el lehendakari Ibarretxe y los dos departamentos de Interior. También cree que el PNV seguirá apoyando al Gobierno en el Congreso en los temas clave.

Fernández de la Vega pidió "respeto" al PNV en respuesta a la interpretación que el PP ha hecho de la decisión de Imaz de abandonar. El PP lo ha atribuido al auge soberanista, del que ha responsabilizado a Zapatero. De la Vega replicó que las propuestas soberanistas empezaron a formularse con el Gobierno del PP.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_