El debate sobre las retribuciones públicas

Alcaldes con dos cargos renuncian al sueldo municipal pero se asignan dietas millonarias

La ley impide el cobro de dos sueldos públicos (salvo en circunstancias especiales). De ahí que los alcaldes y concejales que son, a la vez, diputados, tengan que renunciar a los ingresos que les corresponderían por uno de los cargos. Pero han encontrado una vía para ser compensados en sus desvelos: no tienen sueldo, por tanto, no tienen dedicación exclusiva, por tanto, perciben dietas u otros complementos millonarios por asistir a plenos, comisiones o reuniones. Esta técnica es utilizada por cargos electos de todos los partidos, pero quienes más ingresan son socialistas y convergentes.

Bustos tiene sueldo de diputado provincial al que añade 1.500 euros de dietas municipales y casi 1.000 más de la FMC
El alcalde de Vic, Josep Maria Vila d'Abadal, suma 4.400 euros limpios al mes de la CCRTV a los ingresos de la alcadía
Celestino Corbacho, alcalde de L'Hospitalet, cobra 1.800 euros cada vez que asiste a un pleno del Ayuntamiento
Más información
La Diputación de Lleida rebaja los sueldos por un importe total de 100.000 euros
Los concejales de Reus cobran sueldos y también dietas
El presidente incumple sus normas
El alcalde de Vic contrata a su hija y a su hermano y se hace pagar el aparcamiento
En Pallejà cobran menos

Celestino Corbacho, alcalde de L'Hospitalet de Llobregat, segunda ciudad de Cataluña, no tiene dedicación exclusiva al municipio. Y es así porque reparte su tiempo entre el Consistorio y la presidencia de la Diputación de Barcelona. Como presidente tiene un sueldo de 144.000 euros al año. En el Ayuntamiento, en cambio, no cobra. Salvo la dieta por asistencia al pleno. El importe de esta dieta es de 1.800 euros por sesión, según el portavoz del Consistorio. Hay unos 10 plenos anuales, lo que da una media de 18.000 euros al año de sueldo complementario, a añadir al de la Diputación. De los cargos públicos, sólo el republicano Ernest Benach, presidente del Parlament (141.000 euros), tiene unos ingresos equiparables al de presidente de la Diputación barcelonesa.

Frente a los 1.800 euros de Corbacho, hay otros casos. Por ejemplo, el diputado en el Parlament Josep Maria Freixanet (ERC) cobra como diputado 40.429,76 euros anuales. Pero en su calidad de alcalde de Olost (Osona) también asiste a plenos municipales. La remuneración no es la de L'Hospitalet, sino más modesta. Exactamente, 20 euros. Un poco más, 50 euros, es lo que percibe por asistencia a los plenos el alcalde de Balaguer, Miquel Aguilà (PSC), que ha renunciado al sueldo de alcalde por cobrar el de diputado provincial (71.528 euros).

Seguramente tiene que ver con el tamaño del municipio. L'Hospitalet ronda el cuarto de millón de habitantes; Olost, poco más de 1.200. Así lo creen, al menos, las asociaciones municipalistas (Federación de Municipios de Cataluña y Asociación de Municipios de Cataluña), que han hecho público una especie de convenio de alcaldes y concejales. El criterio que se sigue es el de la población: hasta 10.000 habitantes, un mínimo de 34.209,60 euros y un máximo de 47.030,58. El máximo es de 90.400 euros para poblaciones de más de 75.000 habitantes. No se incluye Barcelona. Pero éste es uno de los municipios más transparentes: los sueldos de sus ediles figuran en la web municipal. Cualquiera puede saber que el sueldo de Jordi Hereu es de 80.679 euros anuales, a los que hay que añadir 36.719 euros como gastos de representación. Total: 117.398 euros. Los tenientes de alcalde se mueven entre los 95.280 y los 105.400. Tienen sueldo de teniente de alcalde los líderes de la oposición: Xavier Trias, Alberto Fernández y Jordi Portabella, quien al romper el pacto de gobierno no vio menguados sus ingresos.

Celestino Corbacho, en el centro, preside un pleno del Ayuntamiento de L'Hospitalet.
Celestino Corbacho, en el centro, preside un pleno del Ayuntamiento de L'Hospitalet.TEJEDERAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS