El Ministerio de Industria promete a los vecinos de Mugardos revisar los permisos de Reganosa

El Ministerio de Industria se comprometió ayer a revisar todos los permisos concedidos en su día a Reganosa para la construcción y puesta en marcha de una planta de gas en Mugardos, al sur de la ría de Ferrol. Es el compromiso que los vecinos de Mehá aseguran haberle arrancado ayer al director general de Política Energética y Minas, Jorge Sanz, tras 45 días de encierro en el ayuntamiento mugardés y una reunión en la sede ministerial.

Satisfecha por la actitud "paciente y receptiva" del director general de Política Energética, la presidenta de la plataforma vecinal de Mehá, Luz Torrente, regresó a Mugardos con un "importante compromiso" debajo del brazo: la revisión de todos y cada uno de los permisos otorgados en su día a Reganosa para la construcción de una regasificadora que opera en fase de pruebas.

Luz Torrente y Elena Rey, vecinas de la parroquia mugardesa donde se asienta la instalación, abandonaron por unas horas su protesta para viajar a Madrid acompañadas de la letrada Patricia Gabeiras y cargadas "con fotos y documentos" que en su opinión evidencian los reiterados incumplimientos de la compañía gasística. "Nos han escuchado y han tomado nota de todo. Incluso reconocieron que desconocían algunos detalles del proceso", manifestó una de las afectadas,

Los vecinos sostienen que la planta está muy próxima a sus viviendas (a menos de 200 metros de las primeras casas habitadas) y muy lejos de los dos kilómetros que, como mínimo, exige la directiva europea Seveso II. Además, aseguran que la norma EN-1532, que regula el tráfico de buques gaseros, no se cumple en una ría pequeña y angosta como la ferrolana. "Cada permiso se concedía en base al anterior y así hasta formar una bola de nieve. Pedimos que se revise todo de arriba abajo", exigió Torrente.

Un portavoz del ministerio consultado por este diario rehusó valorar el resultado de un encuentro que calificó de ámbito estrictamente privado.

Pese al compromiso formulado por Industria, los vecinos anuncian que proseguirán un encierro indefinido que iniciaron el pasado 23 de julio. "Aún esperamos que nos reciba el presidente de la Xunta y el ministro de Industria, Joan Clos", declaró la portavoz del colectivo. Mientras, Reganosa aguarda este viernes la llegada de su séptimo gasero, LNG Oyo, cargado con 63.681 toneladas de gas natural licuado.

Según las previsiones de la Autoridad Portuaria de Ferrol, el metanero arribará durante la pleamar diurna del día 7, pocas semanas después del atraque del último buque en medio de las protestas de los mariscadores ferrolanos que retomaron los bloqueos en señal de protesta por la ubicación de la regasificadora.

Reganosa defiende que la planta cumple "estrictamente" el Reglamento de Actividades Molestas (Raminp) sobre la distancia que tienen que mediar entre la regasificadora y la población. La empresa promotora de la instalación, en la que participa la Xunta, sostiene que en su construcción se han utilizado las "últimas tecnologías" de seguridad y que la probabilidad de que ocurra "cualquier incidencia" es "muy remota".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de septiembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50