Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unió ordena a sus ediles restringir el reagrupamiento familiar de inmigrantes

La ejecutiva de Unió Democràtica (UDC) emplazó ayer a todos sus alcaldes y concejales a que sean "lo más restrictivos y rigurosos posibles" en la concesión de certificados para el reagrupamiento familiar de inmigrantes con el objetivo de frenar posibles "irregularidades" y evitar, según manifestó Josep Antoni Duran Lleida, "un problema social". Los certificados de los ayuntamientos son imprescindibles para que después el Gobierno otorgue el permiso de reagrupamiento familiar, una de las vías para la concesión del permiso de residencia en España a inmigrantes extracomunitarios.

Duran invitó a aplicar el máximo celo en la concesión de los certificados municipales sobre la idoneidad de la vivienda en la que debe residir la familia inmigrante para que no "se repitan" situaciones como la detectada en Tortosa (Baix Ebre). El Ayuntamiento de esta ciudad denunció la pasada semana que una ciudadana rumana había empadronado en su domicilio a 57 inmigrantes, 29 de ellos este mismo año.

La ejecutiva de UDC también emplazó a los ayuntamientos a no designar a ningún concejal como representante propio en los consejos escolares de los centros concertados, tal como permite la legislación vigente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 2007