Bush alerta de un "holocausto nuclear" si Irán consigue la bomba atómica

George W. Bush sigue intentando buscar apoyos entre la opinión pública para su estrategia militar en Irak. El presidente de EE UU acusó ayer directamente a Irán de estar minando el proceso de democratización iraquí para extender la violencia extremista. Por eso defendió la permanencia de las tropas, como un factor esencial para preservar la seguridad, y alertó contra un "holocausto nuclear" si Teherán consigue la bomba atómica.

Bush describió Irak como el "corazón" de la batalla contra la red terrorista Al Qaeda y otros grupos extremistas en Oriente Próximo, entre los que incluyó al régimen de los ayatolás en Irán. El de ayer fue el segundo discurso en una semana del presidente antes de que retome la actividad legislativa en el Congreso, donde está previsto que haya un intenso debate sobre si debe continuar el despliegue actual de tropas o proceder a la retirada.

En el centro del debate estará el informe de evaluación del general David Petraeus, al mando de las tropas en Irak. Bush reiteró ayer que será perseverante y que su estrategia triunfará. El presidente dijo que va a utilizar "todos los elementos" del poder militar para proteger a los estadounidenses del enemigo y así no tener que hacerle frente en casa. El presidente advirtió de que tanto Al Qaeda como Irán están intentando hacerse con el control de la región desde Irak.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción