El PSOE, al borde de la derrota en el Congreso sobre la crisis de Fomento

La gestión de la ministra de Fomento y la crisis de las infraestructuras en Cataluña estuvieron al borde ayer de provocar un nuevo disgusto al Gobierno en forma de derrota parlamentaria. Después de tres empates en la Diputación Permanente, finalmente fueron rechazadas -el empate no permite prosperar a las iniciativas- dos proposiciones para que comparezca tanto el ministro de Economía, Pedro Solbes, como la titular de Fomento, Magdalena Álvarez, para hablar del cumplimiento del Estatuto en materia de infraestructuras y la crisis catalana.

Las iniciativas eran de CiU y ERC, y lograron el apoyo del PP, ERC e IU-ICV. El PSOE se salvó de otra derrota parlamentaria -todos los grupos pidieron en el Congreso la dimisión de la ministra de Fomento hace tres semanas, y los socialistas se quedaron solos- gracias a las abstenciones del PNV y el BNG.

Ante estos ajustadísimos números que reflejan la debilidad parlamentaria del PSOE en este asunto de las infraestructuras catalanas, IU-ICV y ERC ofrecieron a CiU un acuerdo para llevar la petición de comparecencia de Solbes al pleno, donde los números son distintos que en la Diputación Permanente y la iniciativa puede prosperar.

El PP, sin embargo, obtuvo pocos apoyos a su petición de que sea el propio presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, quien comparezca ante el pleno para explicar la crisis de las infraestructuras catalanas y por qué no cesa a una ministra que ha perdido la confianza de todo el arco parlamentario, a excepción del PSOE. Los populares sólo lograron las abstenciones de CiU y PNV, mientras todos los demás les votaron en contra entre acusaciones de electoralismo.

Disputa entre catalanes

El debate, tenso en ocasiones, se convirtió rápidamente en una pelea entre los grupos catalanes, con CiU en la oposición en esa comunidad, frente a ERC e IU-ICV. El ambiente preelectoral que contagia toda la política española quedó en evidencia especialmente en los asuntos catalanes, con todos los partidos tratando de distanciarse unos de otros. Las dificultades que los socialistas pueden encontrarse para elaborar los presupuestos en este ambiente de máxima competencia entre partidos, especialmente en Cataluña, también se trasladaron al debate. Todos los grupos catalanes dejaron claro que su apoyo dependerá de cuánto dinero decida gastar el Gobierno para aplicar la mejora en las infraestructuras que marca el nuevo Estatuto.

Por eso hubo acuerdo entre los grupos de CiU, ERC e IU-ICV en que Solbes debe comparecer cuanto antes para explicar cómo piensa aplicar el Estatuto, ya que el año pasado las discrepancias de interpretación a la hora de determinar qué significa la expresión inversiones en infraestructuras que recoge el Estatuto casi dan al traste con los presupuestos. El PP, mientras, criticó que la debilidad del Gobierno va a convertir las Cuentas Generales en un sudoku para contentar a sus socios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción