Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cura de cataratas a 600 euros

Una empresa vende por Internet un colirio como remedio para graves problemas de visión

- Le llamo porque mi padre tiene cataratas y he oído en la radio que ustedes tienen un colirio para eso.

- Efectivamente.

- Y, ¿cómo funciona?

- Es un producto natural que tiene un antioxidante que sirve para las cataratas, el glaucoma, la conjuntivitis...

Esta conversación telefónica fue mantenida ayer por un redactor de EL PAÍS y un vendedor de Solnatura, una empresa que se anuncia en radio y en Internet como un "centro de medicina natural" que da "solución a sus problemas de salud". Una denuncia de la Asociación El Defensor del Paciente había advertido de que esta empresa ofrecía productos contra una gran cantidad de males -desde calvicie hasta ceguera-.

El remedio era tentador. Con sólo unas gotas -la dosis, explicaba el vendedor, depende de la gravedad- se podían solucionar las cataratas. La pega, "que es un poco caro". El tratamiento de un mes cuesta 130 euros; el de seis, 600 -hay rebaja por comprar más-. A cambio, se recibía el colirio, un compuesto de glicerina y un antioxidante similar al que puede comprarse sin receta en las farmacias por menos de 2 euros.

Pero la propuesta era atractiva. Fue lo que pensó la madre de A. L.. La mujer, de 89 años, tiene la visión de un ojo perdida, explica la hija -que no quiere dar su nombre-. Cuando le diagnosticaron cataratas en el otro, temió quedarse ciega. El oftalmólogo no quiso operarla debido a su edad. Y acudió al remedio que oía publicitar de madrugada en una emisora de radio.

Su hija lo descubrió por casualidad. "Me pidió las gotas. Cuando vi lo que eran las bajé a la farmacia, y me dijeron que su composición era la misma que la de las lágrimas artificiales, y que eso no curaba nada", relata.

"Yo le pregunté que si había notado mejoría, y ella me dijo que veía más turbio", continúa A. L.. Preocupada, llamó a la empresa, y le dijeron que eso era "normal, porque las cataratas se estaban deshaciendo". Cuando pidió ver a un oftalmólogo, le dijeron que no había. "Lo peor es que por echarse las gotas dejó la otra medicación", dice la mujer. Fue entonces cuando A. L. acudió a El Defensor del Paciente. La Asociación afirma que ha cursado una denuncia a la Fiscalía de Madrid y ha enviado una carta al ministro de Sanidad, Bernat Soria.

Este periódico trató ayer de recabar la versión de un responsable de la empresa Solnatura, pero el director, Miguel Ángel Ruiz, que lleva el programa en la radio, estaba en el extranjero, dijeron. Sanidad dice que no actuará si no recibe una denuncia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de agosto de 2007