Reportaje:

Pollomanía con microcrédito

Caixa Catalunya ha concedido más de 1.000 pequeños préstamos sin avales ni garantías

Amanda Estrada Rivera cerró hace 11 años el restaurante que regentaba en la zona cafetera de Pereira, Colombia. Ni ella ni su marido, Jairo Antonio Yepes Muñoz, de profesión informático, estaban dispuestos a soportar la inseguridad. "Desde España nos hablaban de maravillas y lo fácil que era montar un negocio. Llegamos a Tenerife como turistas y con las 500.000 pesetas de la venta del restaurante", recuerda Amanda. Se encontraron una realidad diferente de la que les habían contado. Con ese dinero no tenían ni para empezar. Carecían de papeles. El matrimonio, sin hijos, se empleó en la limpieza y al cabo de un año se mudaron a Madrid, donde abrigaban un futuro mejor. Jairo Antonio trabaja en una empresa informática y Amanda regenta desde hace tres años un restaurante de variedades de pollo, donde reina una especialidad elaborada según una receta secreta, al estilo del pollo frito rebozado Kentucky. Jairo ayuda a su esposa cuando sale del trabajo y los fines de semana

Con los nueve millones de microcréditos concedidos desde 2001 por Caixa Catalunya se han creado más de 2.000 puestos de trabajos directos

No les resultó fácil montar el restaurante. En los primeros contactos con los bancos no sacaron nada en limpio porque les pedían avales. "Tenemos amistades, pero no era el caso de comprometerlas para que nos avalaran", dice Amanda. A través de unos amigos dieron con la ONG, Economistas sin Fronteras, donde les prepararon el proyecto y el plan económico del restaurante. De allí pasaron a la cooperativa Transformando y acabaron en la Fundación Un Sol Món de la obra social de Caixa Catalunya. Con los 19.700 euros del minicrédito que les concedieron al 5% durante seis años, y sus ahorros, montaron el restaurante al que han bautizado como Pollomanías. Piensan montar otro en Málaga para que lo lleven unos familiares.

Caixa Catalunya ha concedido más de 1.000 microcréditos como éste desde 2001, por un valor superior a los nueve millones de euros, que han generado 2.000 empleos directos. El BBVA, la CAM, Caja Duero, BBK, y la mayoría de las cajas de ahorro dedican fondos a microcréditos sin avales ni garantías. A. Jairo y Amanda les han resuelto la vida: "Ojalá pudieran aumentar la cuantía", subraya Amanda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50