Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:INFANTIL Y JUVENIL

Los amigos de los héroes

Las vacaciones veraniegas pueden ser un buen momento para que niños y jóvenes tengan un primer encuentro con los personajes e historias de las que tendrán que oír mucho el resto de sus vidas. Libros clásicos de la literatura en adaptaciones adecuadas a cada edad o en simpáticas versiones y bonitas ediciones.

Entre la amplia producción infantil-juvenil de 2007, caben destacar los clásicos. No sólo del clásico del anual, según tradición recuperada por los editores desde el Año del Quijote, y que en 2007 homenajea al Cantar de Mío Cid (ver Babelia de 23 de junio), sino los abundantes títulos de cuentos de siempre en nuevas versiones ilustradas (El tragaldabas o El Cascanueces, en el libro con CD), los incombustibles clásicos juveniles (Tom Sawyer) y, más recientemente, un nuevo tipo de propuesta, que representan Gadir y Libros del Zorro Rojo, que rescata la mejor narrativa breve de grandes autores de la literatura universal, en atractivas ediciones, también ilustradas, dirigidas a ese lector difícil, en la frontera de la adolescencia, que abandona las lecturas recomendadas -en parte, sin duda, porque rechaza lo juvenil-, pero que puede encontrar un buen aliciente para seguir leyendo en las obras y autores emblemáticos de adultos como Virginia Wolf, Luigi Pirandello o Luigi Malerba, según la propuesta de Gadir; o de Voltaire, Poe, Lovecraft o Benedetti, según la atractiva oferta de Libros del Zorro Rojo, en sus colecciones Biblioteca del Faro y Literatura Fantástica.

No hay que olvidar la última y más sorprendente propuesta: la de 451 Editores, y su juego de revivir a los clásicos (ver Babelia del 14 de julio). ¡Mío Cid!, Lazarillo de Tormes o Las mil y una noches son los primeros títulos de la colección 451.Re:, en la que algunos de los más reconocidos autores del momento (Mercedes Abad, Elia Barceló, Lola Beccaria, Martín Casariego, Francisco Casavella, Espido Freire, Marcos Giralt Torrent, Fernando Marías, Antonio Orejudo o Juan Manuel de Prada) hacen su peculiar reescritura de los clásicos. Entre el homenaje y la parodia, se trata de remakes que ponen el canon literario del revés, y que en manos de los profesores de literatura podrían convertirse en una deslumbrante herramienta para el trabajo en el aula.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de agosto de 2007