La aparición de un refugio antiaéreo paraliza las obras de un aparcamiento en Poble Sec

La superficie debía convertirse en una plaza peatonal con un gran parque infantil

El Ayuntamiento de Barcelona ha paralizado las obras de la plaza de Las Navas, en el barrio del Poble Sec (distrito de Sants-Montjuïc), tras descubrirse los restos de un refugio antiaéreo de la Guerra Civil (1936-1939). La instalación, que fue construida a principios de 1938 y tenía capacidad para 840 personas, según la historiadora Judit Pujadó, autora del libro Oblits de rereguarda: els refugis antiaeris a Barcelona. Algunos vecinos, como el comerciante Eduardo García, ya habían alertado al distrito sobre la existencia del refugio con el objetivo de evitar que las obras pudieran deteriorarlo. "Si tanto se preocupan los políticos por la memoria histórica, deberían hacer algo para preservarlo", comentó García. Poble Sec es una de las zonas de Barcelona con más refugios. Uno de ellos, el 307, está situado en la calle de Nou de la Rambla.

La plaza de Las Navas, reformada en 1982, iba a sufrir un cambio radical. El Ayuntamiento quería convertirla en zona peatonal con un gran parque infantil. También estaba prevista la construcción de un aparcamiento subterráneo de cuatro plantas con 352 plazas para coches y 52 para motos.

Según el responsable de los servicios técnicos del distrito, la empresa concesionaria de la urbanización de la plaza mantiene los permisos para proceder al desplazamiento de las redes de servicios (agua, gas, electricidad), pero la excavación está paralizada hasta que un equipo del Museo de Historia de la Ciudad inspeccione la zona y elabore un estudio detallado sobre las dimensiones del refugio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de agosto de 2007.