British Airways pagará 400 millones por pactar precios

Las autoridades de EE UU y Reino Unido multan a la aerolínea

Agencias

British Airways (BA) no jugó limpio. Pactó con otras aerolíneas como Virgin Atlantic los recargos que cobraba a los pasajeros por el aumento del precio del combustible. Así lo han determinado las autoridades de Estados Unidos y del Reino Unido, que han impuesto multas a la aerolínea por un importe total de 400 millones de euros. Korean Airlines también deberá afrontar una multa de 247 millones

A veces intentar rebajar los costes tiene sus peligros, sobre todo si se traspasa la ley. BA emprendió hace unos años una carrera desenfrenada por ajustar sus costes, que incluía el cobro de un suplemento a los pasajeros si se incrementaba el precio del combustible. Cobrar ese recargo era legal pero pactarlo con otras aerolíneas, como hizo la compañía británica, no.

Así lo han determinado las autoridades estadounidense y británica que anunciaron ayer por separado sendas multas récord por 121,5 millones de libras (180 millones de euros) y 300 millones de dólares (220 millones de euros), respectivamente.

La Oficina de Comercio Justo (OFT por sus siglas en inglés) dictaminó que BA había admitido que llegó a un acuerdo con la compañía Virgin Atlantic sobre el costo de los billetes que fueron incrementados en respuesta a la subida de los precios del petróleo.

Aunque ambas aerolíneas actuaron de forma indebida, Virgin Atlantic no será multada ya que pactó su inmunidad a cambio de denunciar este pacto a la OFT antes que British Airways.

Aunque la multa pone fin al caso, los ejecutivos involucrados durante las seis ocasiones en que las dos empresas pactaron precios o se informaron entre sí de la práctica pueden sufrir acciones judiciales. En octubre pasado, el director comercial de BA, Martin George, y el jefe del área de comunicaciones, Ian Burns, renunciaron a sus cargos.

Incremento pactado

El informe de la OFT concluye que desde agosto de 2004 hasta enero de 2006 ambas compañías incrementaron, de forma pactada, los cargos de combustible a sus clientes desde los 7,5 euros hasta los 90 euros.

BA lleva desde mayo preparándose para estas sanciones. En su presentación de resultados la empresa anunció una reserva de 500 millones de euros para afrontar posibles multas relacionadas con estas investigaciones.

Del mismo modo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos señaló que BA es culpable de pactar esos recargos y le impuso una multa de 300 millones de dólares, que ha sido aceptada por la aerolínea británica. También ha sido condenada por el mismo motivo Korean Airlines, que deberá afrontar la misma sanción.

"Esto resuelve tanto la investigación de la OFT como la del Departamento de Justicia de EE UU", dijo la aerolínea británica en un comunicado a la Bolsa de Londres.

La multa, la mayor impuesta a BA por incumplir una normativa, hubiera sido aún mayor si la aerolínea no hubiera reconocido la ilegalidad.

Pero ese reconocimiento no ha impedido que los títulos de la aerolínea cayeran ayer un 2,7%. BA, socio de Iberia, atraviesa un mal momento comercial, debido a la caída de pasajeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 01 de agosto de 2007.

Lo más visto en...

Top 50