Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejecutivo rechaza que el Ejército intervenga en emergencias en Euskadi

Sostiene que la unidad creada por Zapatero invade sus competencias

El Gobierno vasco ha requerido al central la derogación del Real Decreto que contiene el protocolo de intervención de la Unidad Militar de Emergencias UME), creada a raíz del trágico incendio de Guadalajara en 2005, por estimar que invade sus competencias. La UME sólo podría intervenir en Euskadi, bajo dependencia del ministro de Interior, en caso de "emergencia nacional", pero el Ejecutivo autonómico no lo desea ni en este supuesto.

El Consejo de Gobierno acordó ayer requerir a la Administración central para que derogue el Real Decreto 399/2007, que fija el protocolo de intervención de la Unidad Militar de Emergencias, como paso previo a recurrirlo. Los servicios jurídicos del Ejecutivo autonómico estiman que ese protocolo invade las competencias vascas, además de incurrir en vicios de legalidad.

La UME es un instrumento creado a instancias del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a raíz del trágico incendio que en 2005 costó la vida en Guadalajara a once personas y sólo actuaría en las comunidades autónomas bajo mando del Ejecutivo central cuando se trata de catástrofes declaradas "de interés nacional". El decreto que rechaza el Gobierno Ibarretxe prevé que intervenga ante situaciones de emergencia que tengan "carácter grave" y estén relacionadas con riesgos naturales (como inundaciones, avenidas, terremotos o nevadas); incendios forestales; riesgos tecnológicos (químico, nuclear, radiológico o biológico); consecuencias de atentados terroristas, incluyendo aquellos contra infraestructuras críticas o instalaciones peligrosas; contaminación; y cualquier otra que decida el presidente del Gobierno.

Para el encaje de la unidad en el marco legislativo ya se contempló que las competencias en protección civil están transferidas a las comunidades, y que al Gobierno sólo le competen la elaboración de planes y la dirección en caso de esas catástrofes declaradas "de interés nacional" por el Ministerio del Interior. Sólo en esos casos muy especiales le corresponde al jefe de la unidad, el teniente general Jaime Coll, la dirección y coordinación operativa, bajo dependencia del ministro del Interior. El jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Félix Sanz, es la "autoridad de coordinación" de la UME.

Para el resto de las ocasiones, es la comunidad autónoma la responsable y la UME sólo actuaría a petición de ésta, siempre que Interior y Defensa lo autoricen. Ese doble filtro se introdujo para evitar que las comunidades autónomas descarguen en esa unidad, prevista sólo para emergencias graves, su responsabilidad de contar con medios propios de protección civil.

"Intromisión militar"

El acuerdo adoptado ayer por el Gobierno vasco señala que el decreto propicia una "manifiesta intromisión militar" en asuntos de orden público y de seguridad ciudadana transferidos. Y destaca que se atribuye "a los militares de la UME" la salvaguarda y protección de personas y bienes en situaciones de emergencia grave, a consecuencia de atentados terroristas. Además, afirma, se aprobó sin que se comunicara su elaboración a las comunidades autónomas y sin someterlo a informe previo de la Comisión Nacional de Protección Civil. Aduce también que se habría omitido el dictamen del Consejo de Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de julio de 2007