Putin pisa el freno y rebaja la tensión con Londres tras la expulsión de sus diplomáticos

Rusia evitó ayer caldear los ánimos en el caso del ex agente de seguridad ruso Alexander Litvinenko, asesinado con polonio en Londres, y, en contraste con la retórica agresiva del día anterior, respondió de forma contenida a la expulsión de cuatro de sus diplomáticos del Reino Unido. "Nuestra reacción será puntual y adecuada e informaremos de ella a las autoridades británicas próximamente", manifestó el viceministro de Exteriores, Alexandr Grushkó, sin dar detalles de cuáles serán los pasos ni cuándo se darán.

Las cadenas de televisión mantenían un tono crítico subido hacia la política de Londres, pero el tema había dejado de ser el principal foco de los telediarios.

Las medidas rusas, según dijo el viceministro Grushkó, tendrán en cuenta los intereses de los "ciudadanos de a pie", tales como turistas, participantes en intercambios culturales y científicos y círculos empresariales. El funcionario manifestó que la política oficial de Londres "dificulta o incluso imposibilita la colaboración de los órganos de orden público en aquellos ámbitos que afectan los intereses de seguridad de los ciudadanos". Las autoridades británicas han asegurado que la gente no sufrirá por el conflicto, pero han indicado también que revisarán la política de concesión de visados a funcionarios rusos. Grushkó indicó que, en su opinión, estos propósitos de Londres y su intención de dejar de colaborar con los servicios de seguridad rusos son incompatibles con el trabajo conjunto en la lucha contra el terrorismo.

Más información
El lado oscuro de Rusia

Moscú ha invocado la Constitución rusa, que prohíbe extraditar a ciudadanos de este país, para negarse a entregar a Andréi Lugovói a la justicia británica, que lo considera como el principal sospechoso del asesinato de Litvinenko.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Pilar Bonet

Es periodista y analista. Durante 34 años fue corresponsal de EL PAÍS en la URSS, Rusia y espacio postsoviético.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS