Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS TRES MESES DE UN CASO ABIERTO

Un proceso político bajo la lupa judicial

La detención de dos etarras en Francia ha desencadenado una insólita investigación judicial sobre los supuestos contactos políticos de esos dos terroristas con el Gobierno español en relación con el proceso para poner un fin dialogado a la violencia. Ésta es la secuencia de los hechos.

29 de marzo de 2007. Los dirigentes etarras Jon Iurrebaso y Kepa Suárez son detenidos por la policía francesa. El juez Baltasar Garzón tenía procesado desde hacía un año y había dictado orden de busca y captura contra Kepa Suárez, al que consideraba integrante del aparato de captación de ETA.

6 de abril de 2007. El juez Garzón tramita una nueva comisión rogatoria para reclamar todo lo relativo a los dos detenidos, incluida la documentación en poder de la juez francesa Laurence le Vert.

Abril de 2007. La documentación llega a la Audiencia Nacional cuando Fernando Grande-Marlaska está de guardia. Éste incoa diligencias previas y pide a la Guardia Civil que compruebe los datos. No informa a la fiscalía, que descubre por casualidad que tramita diligencias secretas. La Fiscalía le pide que remita el caso al Decanato. El juez decano, que desconocía que existiesen antecedentes, remite el asunto por turno al juzgado de Del Olmo.

29 de mayo de 2007. La fiscalía pide a Garzón que reclame la causa a Del Olmo y a éste que remita todo a Garzón porque ya está investigando los hechos.

18 de junio de 2007. Del Olmo rechaza la petición de Garzón y de la fiscalía, abre nuevas diligencias y pregunta a la juez Le Vert si tiene inconvenientes en que él sea el instructor. La juez francesa responde que ella no puede decidir sobre la competencia entre jueces españoles, pero que Garzón fue quien le pidió la documentación.

6 de julio de 2007. La fiscalía vuelve a pedir a Garzón que reclame la causa a Del Olmo.

9 de julio de 2007. Garzón requiere de nuevo la inhibición a Del Olmo y pone los hechos en conocimiento del presidente de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de julio de 2007