_
_
_
_
_
Reportaje:

En clase con el 'profesor' Fuentes

Eufemiano asegura que protege "la salud" en una charla universitaria sobre medicina deportiva

"Ésta es mi visión del deporte". Eufemiano Fuentes se quitó las gafas de sol, esperó a que sus guardaespaldas expulsaran a los cámaras y fotógrafos de la sala y comenzó su discurso. El público del médico acusado de la trama de dopaje desmantelada por la Operación Puerto no era un juez ante el que defenderse, sino 40 alumnos universitarios que habían pagado 130 euros cada uno por el curso Comunicación y gestión deportiva, organizado en Aranjuez por la Universidad Rey Juan Carlos. Eufemiano llegó como si fuera una estrella triunfante del deporte. Sobre la mesa, y bajo su nombre, la organización lo presentaba como "especialista en temas deportivos".

"La presencia de Eufemiano era necesaria. Es un especialista en medicina deportiva y nos interesa su opinión sobre el ejercicio de alto rendimiento", explicó el director del curso, Juan Luís López, antes de recordar la trayectoria deportiva de Fuentes como médico de equipos de fútbol y ciclismo. La llegada de Eufemiano, eso sí, espantó a otros ponentes previstos. Como el director del diario As, Alfredo Relaño, y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky. "Pero él no ha estado anunciado ni invitado en ningún momento. Es un autoinvitado", aclaró López sobre Lissavetzky, cuya presencia como conferenciante sí estaba anunciada en algún folleto.

"Los médicos estamos a veces presionados a hacer tratamientos que no queremos"
Más información
Eufemiano Fuentes: "El dopaje es ilegal en España, yo no lo aconsejaría"
Pereiro "Pensar en que no hay vencedor del anterior Tour me pone de mala leche"

"Las cámaras sobran", dijo Fuentes. Y las cámaras se fueron al pasillo. "Sorprendido y abrumado por el recibimiento", Eufemiano expuso su particular teoría del universo sobre La medicina en el deporte mientras uno de sus hombres de confianza se paseaba entre los alumnos. "O se nace con condiciones o no se nace. Ése es el principal factor del rendimiento deportivo. La genética no se puede modificar, hasta donde yo sé", comenzó Fuentes como premisa. Ante un proyector con diversos esquemas, Fuentes repasó los efectos positivos y negativos del deporte, las exigencias del ejercicio profesional y el papel de los médicos. "¿Qué ocurre dentro de un deportista? ¿Hasta qué punto el médico colabora? Forzar al límite al organismo un día tras otro no es bueno, se necesita un tiempo de recuperación que en el deporte de alto nivel es insuficiente. ¿Dónde está el límite entre lo que es saludable y lo que no? No lo sabemos, lo suponemos", dijo Fuentes.

El principal acusado de la mayor trama de dopaje descubierta en España jugó a chico bueno. "El médico ha de proteger la salud del deportista. Yo soy partidario de protegerla. Si se recurre a sustancias prohibidas se puede mejorar el rendimiento, pero también perjudicar la salud. El dopaje es ilegal en España. Yo no se lo aconsejaría a ningún deportista", aseguró. "Nadie ha venido a solicitar mis servicios con un puñal en el cuello o una pistola en la espalda. Yo les exponía a los deportistas para qué estaba disponible y para qué no", añadió.

Según Fuentes, la culpa del dopaje es el dinero. "En el deporte profesional prima el interés económico. Se compite mucho porque hay muchos intereses. Al deportista le falta tiempo para recuperarse. Ha de ganar a toda costa. Esto pone en marcha unos intentos de mejora que producen alteraciones en el organismo. El deportista tiene muchos riesgos", apuntó Fuentes. "Los calendarios los diseñan las federaciones. El médico puede hacer poco. Podemos ayudarles con antiinflamatorios, proteínas..., pero a veces nos vemos presionados a hacer tratamientos que no queremos", aclaró.

Aplaudido por los alumnos, Fuentes volvió a esconderse tras sus gafas de sol, se fotografió con los estudiantes como si fuera el campeón del Tour y se marchó como llegó, engullido por los guardaespaldas.

Eufemiano Fuentes, a su llegada al curso en Aranjuez.
Eufemiano Fuentes, a su llegada al curso en Aranjuez.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan Morenilla
Es redactor en la sección de Deportes. Estudió Comunicación Audiovisual. Trabajó en la delegación de EL PAÍS en Valencia entre 2000 y 2007. Desde entonces, en Madrid. Además de Deportes, también ha trabajado en la edición de América de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_