Balance vergonzoso, según CiU

Convergència i Unió (CiU) considera que el balance sobre el nivel de desarrollo del nuevo Estatuto es "vergonzoso" y "lamentable" y acusó directamente de esta situación a los socialistas catalanes por su "miedo reverencial al PSOE". Así lo denunció ayer en el Parlament el diputado convergente Quico Homs, quien confrontó este "ínfimo" resultado con los 32 traspasos, dijo, que consiguió el Gobierno de Jordi Pujol durante los primeros meses de aplicación del anterior Estatuto de 1979.

En una durísima intervención parlamentaria, Homs acusó a José Luis Rodríguez Zapatero de "asfixiar" a Cataluña, de "tomar el pelo" al Gobierno catalán y a éste "de tragarse todos los plantones de Madrid e intentar justificarlos".

El consejero de Relaciones Institucionales, Joan Saura, puso en duda el "rigor" de los datos que proporcionó Homs. "No puede presumir de haber desplegado el Estatuto de 1979. Si hubiera sido así, posiblemente no habría sido necesario un nuevo Estatuto", respondió.

El diputado convergente recordó que Esquerra Republicana también comparte este diagnóstico de "parálisis". En este sentido, ayer el presidente de CiU, Artur Mas, aceptó la propuesta del republicano Joan Puigcercós de hacer un "frente común" de los partidos catalanes en el Congreso para avanzar en el desarrollo estatutario y superar esta "parálisis". No obstante, Mas supeditó esta "unidad de acción" a que el tripartito adopte una posición común y a consensuar primero la estrategia en Cataluña.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción