Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Bimba & Lola' es la firma de más rápido crecimiento en España

Abrió su primera tienda hace un año en Bilbao. Esta semana inauguró el establecimiento número 58 y en septiembre alcanzará las 70 tiendas. La compañía Bimba & Lola personaliza el nuevo auge de la moda gallega y se ha convertido en la empresa española de confección de más rápido crecimiento.

"Somos un equipo muy joven, empezamos todos juntos y tenemos muchas ganas de triunfar" explica Uxía Domínguez, presidenta y propietaria, junto con su hermana María, de la empresa Bimba & Lola. Ambas son sobrinas de Adolfo Domínguez e hijas de Jesús Domínguez, socio fundador de la Sociedad Textil Lonia (STL), la tercera mayor empresa de moda de Galicia. Las impulsoras de Bimba & Lola aprendieron el negocio dentro de la propia STL, empresa orensana que a su vez protagonizó un vertiginoso crecimiento bajo la marca Purificación García.

Con conocimiento del sector y capacidad para obtener financiación, la compañía de la segunda generación de los Domínguez ya factura 18 millones de euros y emplea a 225 trabajadores. El cerebro de la empresa está integrado por un equipo de 20 jóvenes, entre gestores y diseñadores, que trabajan en las oficinas centrales de Mos, en el cinturón industrial de Vigo.

La empresa se dirige exclusivamente a mujeres jóvenes, con una moda desenfadada que está triunfando en toda España y Portugal, donde prevé alcanzar las 12 tiendas. Su próxima escala es París. Los buenos resultados han empujado a la firma a acelerar su plan de expansión internacional, ya que no preveía salir de España hasta 2008.

El fenómeno Domínguez

El fenómeno de Bimba & Lola es el último episodio de una de las familias más exitosas en el mundo de la moda española. Adolfo Domínguez SA es, tras Inditex, la segunda empresa textil gallega, con 182 millones de euros en ventas y 1.617 trabajadores; Sociedad Textil Lonia SA es la número 3, con 118 millones de euros en ventas y 1.119 empleados; y Bimba & Lola ha pasado, de la nada, a ser la décima del sector.

Todos los Domínguez montaron la firma Adolfo Domínguez, que situaron como el nuevo icono de la moda española de los 80 hasta que decidieron separarse. Adolfo optó por quedarse con el 40% de la empresa y, para pagar a sus hermanos, sacó el 60% a Bolsa. Con el dinero obtenido, Josefina, Francisco Javier y Jesús Domínguez fundaron STL, donde se formaron Uxía y María, las dueñas de Bimba & Lola.

Tras Inditex, Adolfo Domínguez y STL, el sector de la moda gallega está comandado por Roberto Verino, Caramelo, Florentino, Selmark, Montoto, Mafecco, Toypes y Pili Carrera.

Las compañías llevan años, sin éxito, intentando crear un Cluster Textil que dé mayor visibilidad internacional a la moda gallega, al tiempo que les permita compartir inversiones en innovación y compras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de junio de 2007