Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía china rescata a 217 esclavos

La policía ha liberado a 217 personas -entre ellas, 29 niños- que vivían en condiciones de esclavitud en fábricas de ladrillos en la provincia central china de Henan, según aseguró ayer la agencia oficial Xinhua. Los trabajadores eran secuestrados o atraídos por los traficantes humanos a los hornos, donde, una vez llegaban, eran apaleados, apenas se les daba comida y eran obligados a trabajar largas jornadas sin ser pagados. Un total de 120 personas han sido detenidas en la operación.

Ocho de los 217 esclavos -con edades entre 16 y 70 años- fueron rescatados en la capital, Zhengzhou, mientras 23 -de ellos, 16 niños- lo fueron en Xinxiang, población cercana a la provincia vecina de Shanxi.

El anuncio se produce después de que, en los últimos días, la prensa china y los blogs en Internet hayan publicado que en muchas fábricas de ladrillos de Shanxi había niños esclavos. Las informaciones iban acompañadas de fotos en las que se veía a padres desesperados que buscaban a sus hijos desaparecidos, y trabajadores de los hornos con el cuerpo cubierto de heridas, descalzos o durmiendo en el suelo. A raíz de esto, las autoridades enviaron más de 35.000 policías a inspeccionar 7.500 factorías en Henan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de junio de 2007