Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero reforzará la autonomía de la CNMV, a imagen de RTVE

La Generalitat entrará en la gestión de El Prat "en un futuro inmediato"

José Luis Rodríguez Zapatero sugirió ayer en Sitges ante un nutrido grupo de empresarios que la reforma de Radio Televisión Española (RTVE) puede ser un referente para "reforzar" la autonomía de los organismos reguladores de la economía, cuyo funcionamiento consideró "mejorable", tras la crisis que ha vivido la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a raíz de las batallas por Endesa y el intento de asalto al BBVA.

Cualquier cambio en la elección de la composición de los distintos organismos reguladores tendrá como origen el Parlamento, según reivindicó el presidente del Gobierno, "porque los partidos políticos representan a los ciudadanos". Pero los cambios, precisó Zapatero, quedan para la siguiente legislatura. Entre estos organismos figuran la citada CNMV, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) o la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

No fue Zapatero quien sacó el tema a relucir en un encuentro con varios centenares de empresarios y académicos del Círculo de Economía, en el que se centró en repasar el "brillante" balance económico y en dibujar un "optimista" panorama para el futuro. Fueron los empresarios de este foro de debate, que preside José Manuel Lara, quienes le pidieron "unas instituciones más independientes, reconocidas y eficientes". Desde los reguladores hasta las instituciones de la administración de justicia. "Sin un proyecto serio y estable para su modernización, nuestra economía se resentirá seriamente", advirtió Lara, "portavoz de las inquietudes de este empresariado".

El presidente del Gobierno replicó que los reguladores funcionan "con más independencia de lo que parece" y aseguró que en tres años no ha hablado con ninguno de sus presidentes, tampoco pues con el dimitido Manuel Conthe. Sin embargo, se dijo "dispuesto a avanzar para reforzar su estatuto de autonomía". Y fue llegado este punto cuando puso como posible modelo la reforma de RTVE, ejemplo que le brindó el propio Lara.

Esta reforma, aprobada hace un año por todos los grupos políticos salvo el PP, buscó, además de sanear las cuentas y de proceder a un duro recorte de plantilla, acabar con la televisión de partido y reforzar la independencia política de la nueva corporación. El máximo responsable de RTVE pasó a ser elegido por el Parlamento y no por el Gobierno. A raíz de la crisis de la CNMV, el Congreso instó el pasado 8 de mayo al Gobierno a modificar este año la elección del presidente y vicepresidente del supervisor de los mercados "de manera que sean nombrados por mayoría cualificada por el Congreso", no por el Gobierno. Y de modo que puedan también ser "cesados por mayoría cualificada del Congreso" si incumplen sus obligaciones. En esa votación, los socialistas se quedaron solos. El Gobierno es quien designa a los presidentes de la CMT y la CNE.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmó ante el mismo foro empresarial que "España ha perdido su credibilidad internacional" por sus reguladores.

La cita de ayer era la primera de Zapatero con empresarios catalanes desde que éstos se movilizaron para reclamar un aeropuerto de mayor proyección internacional y de gestión autónoma. Y el auditorio esperaba un mensaje. El presidente prometió que la deseada reordenación de la gestión de los grandes aeropuertos españoles, incluido El Prat, se producirá. Y que, como consecuencia de ella, el Gobierno de la Generalitat tendrá "un papel muy relevante" en la gestión de esta infraestructura. No era un mensaje nuevo, pero sí apostilló como novedad que esta participación autonómica llegará "en un futuro inmediato".

El hecho de que el presidente no fijara ninguna fecha concreta decepcionó a algunos de los presentes, como confesó el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls. Fuentes del Gobierno catalán dijeron que ese futuro inmediato podría estar tan cerca como "antes del verano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de junio de 2007