El Rey anima a los empresarios españoles a invertir en Hungría

El rey Juan Carlos animó ayer a las empresas españolas a que "aumenten su interés por Hungría" y a los empresarios húngaros a que dediquen más atención a la cooperación que ofrece una economía tan "moderna y avanzada como la española", al inaugurar un encuentro empresarial hispano-húngaro dentro de la visita de Estado que los Reyes han realizado al país magiar y que concluyó ayer.

Los empresarios españoles quieren participar en la gestión de los 23.000 millones de euros de fondos europeos estructurales y de cohesión que va a recibir Hungría hasta 2013, para la construcción de carreteras y autopistas, y para renovar la gran cantidad de bloques de viviendas construidas durante el periodo en que permaneció en la órbita soviética. De ahí que en el marco de la visita real, el Instituto de Comercio Exterior, la CEOE y el Instituto de Desarrollo de Comercio de Hungría hayan organizado un encuentro empresarial al que han concurrido casi un centenar de empresas españolas y húngaras y que inauguraron el Rey y el presidente de Hungría, Lászlo Sólyom, en el Museo de Historia Militar de Budapest.

Don Juan Carlos significó en su discurso que la gestión de fondos europeos y la financiación de las infraestructuras es "un sector muy atractivo para las empresas españolas, en el que nuestro país puede ofrecer su dilatada y valiosa experiencia". El Rey mencionó en ese sentido los sectores energético y de transportes, la importancia de los de automoción y la construcción y subrayó el potencial que, para ambas partes, encierra el turismo, "no sólo desde el punto de vista empresarial, sino también para el acercamiento de nuestras respectivas sociedades".

6.000 millones de inversión

El presidente húngaro se refirió a las inversiones españolas, que en 2006 alcanzaron los seis mil millones de euros, recordó que en 2008 se celebrará el Año Económico Húngaro en España y afirmó que su país puede ser la puerta de conexión entre el este y el oeste de Europa. El vicepresidente la CEOE, Pedro Barato, aseguró que las relaciones económicas entre ambos países están todavía "alejadas de las posibilidades reales existentes" e insistió en que las empresas españolas pueden ofrecer a las húngaras "un importante know-how tecnológico e industrial" en su proceso de adaptación a la UE.

Gamesa, Acciona e Iberdrola, del sector eléctrico, y CAF, FCC e Indra, del sector de infraestructuras, fueron algunas de las empresas españolas asistentes. Durante el encuentro, el grupo español de consultoría Iberalta firmó un acuerdo de colaboración con la húngara ECC para desarrollar diez proyectos hoteleros en Budapest y el lago Balatón por importe de 300 millones de euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mientras se desarrollaba este encuentro, la reina doña Sofía asistía a una demostración de equinoterapia para el tratamiento de niños inadaptados, a los que se ayuda a percibir sensaciones de movimiento y orientación espacial con caballos entrenados para ello.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS