Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Científicos españoles diseñan un método de esterilización reversible para mujeres

El dispositivo se plantea como alternativa a los procedimientos actuales, que son irreversibles

Alrededor del 14% de las mujeres mayores de 40 años utilizan la ligadura de trompas como método anticonceptivo permanente, según datos de la Sociedad Española de Contracepción. Investigadores del Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón de Cáceres han desarrollado un dispositivo intratubárico reversible, que se plantea como una alternativa a esta cirugía. También representa, si los ensayos confirman estas expectativas, un importante avance sobre el sistema essure, un dispositivo metálico muy similar al desarrollado en Cáceres, pero que supone una esterilización definitiva. Los primeros resultados se esperan para principios de 2008.

El nuevo dispositivo diseñado en Cáceres provoca una oclusión permanente en las trompas de Falopio, pero puede ser retirado

El 14% de las mujeres mayores de 40 años utiliza la ligadura de trompas como método anticonceptivo permanente

"Nuestro objetivo con el nuevo dispositivo es provocar una oclusión permanente en las trompas de Falopio que, a su vez, permita la posibilidad de retirarlo. El avance sobre lo que ya se dispone en el mercado radica en el material que recubre el dispositivo y en el sistema de anclaje", indica Francisco Sánchez Margallo, director del área quirúrgica del centro extremeño, que se ha convertido en una referencia internacional en investigación y formación de cirugía mínimamente invasiva.

Según avanza el investigador, con este sistema especial de anclaje el dispositivo se fija a la pared de la trompa pero no llega a clavarse completamente por lo que se puede extraer. "Para conseguir la máxima eficacia en la oclusión se están probando distintos materiales biocompatibles con el fin de determinar cuál provoca menos adherencias. De momento, estamos en las fases iniciales. El dispositivo está diseñado pero hay que evaluarlo y ver hasta qué punto es eficaz con respecto a los métodos ya disponibles. Los primeros resultados estarán disponibles a primeros de 2008", destaca. El nuevo dispositivo, fabricado con un material flexible, biocompatible y con forma de muelle, se colocará mediante radiología intervencionista o histeroscopia (un sistema óptico que se introduce dentro del útero) en consulta médica, sin necesidad de anestesia, y en un tiempo aproximado de 15 a 30 minutos. La mujer intervenida se puede incorporar al día siguiente de la operación a su vida cotidiana.

Un referente claro y parecido al nuevo dispositivo es el essure, otro dispositivo metálico intratubárico de creciente aceptación en España pero de acción irreversible. "El essure se inserta por histeroscopia en el inicio de la trompa. Una vez introducido se expande contra las paredes de la trompa y ejerce una acción fibrosa que actúa de tapón impidiendo el paso de óvulos o espermatozoides. La mayoría del muelle queda dentro de la trompa todo fibrosado por lo que es imposible su extracción", explica Ezequiel Pérez Campos, presidente de la Sociedad Española de Contracepción (SEC).

La actual alternativa quirúrgica de esterilización intratubárica a este método es la ligadura de trompas, intervención no agresiva aunque no exenta de riesgos, y la vasectomía. Hasta el 18% de los hombres de entre 40 y 44 años se vasectomiza. "Si se demuestra la eficacia de este nuevo dispositivo, cambiaría el panorama de la esterilización", añade el presidente de la SEC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de mayo de 2007