Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU envía armas al Ejército libanés para combatir a Al Qaeda

El Gobierno de Estados Unidos ha enviado armas al Ejército libanés para combatir a la milicia suní de Fatah al Islam, que controla el campo de refugiados palestino de Nahar el Bader, en el norte de Trípoli. Ayer llegaron dos de los seis aviones con municiones, armas ligeras y misiles antitanque que Washington envía a Beirut.

Una fuente militar extranjera ha confirmado que el Ejército estadounidense también proveerá al libanés de gafas de visión nocturna para darle una ventaja frente al bien armado y resistente grupo de casi 200 integristas. Los otros cuatro aviones con material militar tienen previsto llegar hoy.

El Ejército libanés se está rearmando y recomponiendo tras los combates del jueves por la noche, que acabaron con una tregua de unas 36 horas que permitió a miles de civiles abandonar el campo. Las unidades de infantería libanesas, apoyadas por carros de combate ligeros, abrieron fuego sobre las posiciones de los milicianos en el centro del campo durante 45 minutos casi ininterrumpidamente. Los disparos continuaron de forma esporádica casi seis horas más, hasta la madrugada de ayer. Anoche, de nuevo, aunque con menor intensidad, volvieron a escucharse tiroteos.

Alrededor de 15.000 civiles, la mitad de la población de Nahar el Bader, continúan en el campo. "Estamos intentando localizar a nuestros colegas, pero es imposible. No hay electricidad y eso hace imposible que puedan recargar los móviles", explicó el doctor Ahmed al Hajj, portavoz de la Media Luna Roja Palestina. "Ni siquiera las ambulancias han podido entrar, así que no sabemos cuántos muertos hubo anoche", añadió el médico. La cifra de fallecidos en el enfrentamiento se calcula que llega al centenar, incluyendo los militares y milicianos.

Por otro lado, la Unión Europea aprobó ayer el envío de 370.000 euros de ayuda humanitaria de urgencia a los refugiados palestinos de Líbano, ionforma Efe. El comisario responsable de Ayuda Humanitaria, Olli Rehn, hizo un llamamiento a todas las partes para que faciliten el reparto de ayuda y la evacuación de los civiles.

Rehn recordó, en un comunicado desde Bruselas, que los refugiados palestinos ya vivían en condiciones extremas y subrayó que ahora "se encuentran atrapados en un conflicto que no les concierne".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de mayo de 2007