Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unió denuncia que Cotino debe 4 millones a jóvenes y mayores

Lamenta que, pese a ello, Agricultura prometa ayudas a estos grupos

La Unió de Llauradors denunció ayer que el consejero de Agricultura, Juan Cotino, promete ayudas para los jóvenes que se incorporan a la actividad agraria y para facilitar que los mayores la abandonen mientras les debe cuatro millones de euros de fondos europeos. La organización insistió en que el retraso en el pago de estas ayudas "es grave" porque el recambio generacional es vital para mantener la actividad agraria en el campo.

La organización que dirige Joan Brusca quiso ayer denunciar la actitud del consejero de Agricultura, Juan Cotino con una dura nota en la que criticaba que éste prometa en plena campaña electoral ayudas cuando aún debe las que debería haber entregado y que, además, proceden de la Unión Europea. El tema no es menor para la organización agraria valenciana, que en diversas ocasiones ha denunciado el creciente envejecimiento que sufre el campo valenciano y la falta de relevo generacional que amenaza su futuro en el medio plazo. Un estudio elaborado por la organización, de hecho, indicaba que más de la mitad de los agricultores profesionales de la Comunidad Valenciana (el 52%) han superado los 60 años, cuando en el año 1999 este porcentaje era del 46%. Y por el contrario, los agricultores y ganaderos menores de 35 años apenas representan ya un escueto 3,8% del total cuando tres años atrás representaban el 6% de los profesionales del sector. Este problema es, de hecho, junto a la falta de rentabilidad de la actividad agraria por la crisis de precios que se ha acusado en los últimos años la principal amenaza para la viabilidad del campo valenciano.

En un comunicado, La Unió de Llauradors recordó que Juan Cotino anunció recientemente que los jóvenes que se incorporaran a la actividad agraria recibirían una ayuda de hasta 18.000 euros anuales durante los tres primeros años. También aseguró que los agricultores dispuestos a ceder o arrendar su actividad agraria a un descendiente o a una explotación o cultivo en común y deseen retirarse anticipadamente, una vez cumplidos los 55 años, percibirían la misma cantidad.

La organización subrayó que mientras la Consejería de Agricultura "realiza promesas, lo cierto es, que a fecha de hoy, adeuda a los jóvenes, que han demandado ayudas para primera instalación una cantidad que ronda los 3,5 millones de euros y que cerca de 200 agricultores o ganaderos jóvenes esperan esa ayuda para poder mantenerse en el sector agrario". También denunció que los agricultores acogidos al cese anticipado de la actividad agraria "están pendientes de cobrar ayudas por parte de la conselleria por un valor superior a 500.000 euros"

La Unió indicó, además, que el dinero que adeuda el departamento agrario del Consell proceden "de fondos europeos". En la nota, la organización insistió en la gravedad de un retraso ya que "el recambio generacional, mediante el mantenimiento o instalación de agricultores jóvenes o el cese anticipado son vitales para mantener la actividad agraria en el campo valenciano".

En ese sentido, reafirmó que si las administraciones "no apuestan con fuertes incentivos y con unos pagos ágiles de los mismos para incorporar y mantener a los jóvenes en el campo, existe un grave riesgo para la continuidad del sector agrario. Sin jóvenes, no hay futuro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 2007